Activos en busca de empleo en Mieres

Los participantes en el programa, durante el acto de clausura en Mieres.
Los participantes en el programa, durante el acto de clausura en Mieres. / J. M. PARDO

24 personas finalizan el programa municipal para la inserción laboral en sectores como la animación infantil o musical

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

En el acto de clausura del programa Actívate -desarrollado en los últimos seis meses-, el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, destacaba la labor realizada por sus 24 participantes, todos sin trabajo, para formarse con el objetivo de encontrar una salida laboral. «La sociedad no puede permitirse el lujo prescindir de ellos y sus ganas de trabajar», señalaba el regidor en la Casa de Cultura. Han sido tres las formaciones impartidas: el programa de Dinamización de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil, el de Animación musical en vivo y en directo y el de Operaciones auxiliares de mantenimiento de carrocerías de vehículos.

Acabado el curso, llega el momento de volver a enfrentarse a la realidad laboral, y lo hacen con todo tipo de perspectivas. Begoña Pérez participó en el plan de dinamización infantil. Para ella, la experiencia fue muy buena, dijo. «Creo que me puede dar una salida laboral aunque habría que trabajar bastante desde el punto de vista del autoempleo», explicó esta auxiliar de clínica de profesión que tiene 46 años. En el mismo taller estuvo Ana Fernández Escalada. A sus 50 años, es peluquera en paro. «Estaba cobrando una prestación y desde el sindicato me avisaron de este curso. Realmente no creo que esta formación me brinde un empleo». Eso sí, señaló que aprendió mucho y que eso «siempre viene bien».

José Emilio Cubilla, de 41 años, era conserje en un hotel antes de perder su puesto. Él participó en el plan formativo de animación musical.

«Creo que esta formación puede tener cabida en el sector de la organización de eventos o bodas, que están auge. Puede ser una puerta para el empleo porque hay demanda para ello, pero hay que saber enfocarlo». Optimista es también Natanael Manzano de 30 años, quien estuvo en el taller de carrocerías. «Yo soy mecánico de profesión es este curso me viene muy bien como apoyo. Creo que voy a encontrar trabajo pronto». Menos esperanzas tenía María Isabel Lago, de 53 años. Lleva más de diez años en el paro y encadena la realización de varios cursos, desde agente de seguridad a cerámica pasando por la carpintería. «La necesidad es grande y yo me apunto a lo que sea; tengo pocas expectativas», dijo.Los monitores estaban satisfechos. Entre ellos, el músico gijonés Luis Núñez destacó «la ilusión con que han trabajado».

Fotos

Vídeos