Alberto Coto: «Es preciso acercar los números a los niños, que los vean bonitos»

Coto (centro) recoge el premio de manos de Florentino Martínez (derecha) y Rafael Velasco.
Coto (centro) recoge el premio de manos de Florentino Martínez (derecha) y Rafael Velasco. / ROMÁN

Alberto Coto García explicaba ayer el motivo por el que las matemáticas son su pasión: «Nací calculando»

ALEJANDRO FUENTE LA FELGUERA.

Alberto Coto García explicaba ayer el motivo por el que las matemáticas son su pasión: «Nací calculando», decía el último ganador del premio Langreanos en el Mundo. Recogió la pequeña estatua 'Retorno' de manos del presidente de la entidad, Florentino Martínez Roces, y recordaba que para él los números, ya desde pequeño, «eran un juguete, eran mis amigos». Y es que las cifras, para él, «lo son todo, ya que están en todos los sitios». El acto de entrega tuvo lugar en uno de los salones de Langrehotel en La Felguera poco después de la una de la tarde. «Me enamoré de una profesión ya casi extinguida», manifestó, en referencia a las muchas herramientas que en la actualidad facilitan la realización cuentas. «En pleno siglo XXI, me empeñé en seguir siendo calculista».

Pero esta pasión no viene sola. Coto -natural de la población de Lada- explicaba que descubrió que había una cosa que todavía le gusta más en este mundo: «Acercar estos números a los niños».

Por eso, se ha volcado en la faceta de la educación, «para que los jóvenes vean las matemáticas como algo bonito». En la visita que hizo de forma previa al Ayuntamiento, donde fue recibido por el alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, el calculista hizo una propuesta para promover el desarrollo de la agilidad mental de los chavales: la organización «de un concurso de cálculo».

Coto ya tiene experiencia en este aspecto, pues es uno de los impulsores de un certamen de carácter nacional que lleva su nombre en México.

El jurado de Langreanos en el Mundo falló su décimo galardón el pasado mes de mayo. Aun así, Coto -a quien se conoce con el sobrenombre de la 'la calculadora humana'- se mostraba en el acto emocionado por el reconocimiento a su labor de divulgación. «Se trata de un premio muy importante para mí porque me acerca todavía más a la que es mi patria chica, a mi Langreo». Coto tuvo palabras de agradecimiento para la asociación que otorga esta distinción desde hace diez años y alabó el trabajo que realiza.

El calculista se hizo famoso en 1998 al ganar el popular concurso de Televisión Española '¿Qué apostamos?'. Al año siguiente logró establecer su primer Récord Guinness; sumó 100 dígitos en veintiún segundos en el programa de Antena 3 Televisión 'Ver para creer'. En 2001 alcanzó el Récord Guinness en Flensburg (Alemania) en la categoría de multiplicación. Pero él sabía que no quería dedicarse a esta faceta «circense» de esta profesión, y se centró en la difusión. Por eso, es también autor de una decena de libros, algunos de ellos han llegado a ser auténticos súper-ventas.

Socio de Honor

No fue la única distinción que se entregó ayer en el acto; la asociación reconoció la labor del presidente del jurado desde hace diez años haciéndole entrega de un diploma acreditativo que lo convierte en socio de honor, a pesar de no ser langreano de nacimiento. El diplomático Yago Pico de Coaña y de Valicourt recogió la distinción de manos del presidente del colectivo y quiso destacar, sobre todo, la calidad de los premiados durante la última década y también de los candidatos que han estado sobre la mesa de deliberación.

Las actividades de Langreanos en el Mundo continuarán el martes con una conferencia en la Casa de la Buelga y el día 6 será el acto de 'Raíces de la Emigración', en el que se plantará un arce robo, árbol de Canadá, por Adela González en el parque nuevo de la Felguera.

Temas

Langreo

Fotos

Vídeos