El alcalde de Langreo cierra el centro social de Pando tras una pelea entre vecinos

El centro social de Pando, cerrado desde el lunes, tras la disputa vecinal.
El centro social de Pando, cerrado desde el lunes, tras la disputa vecinal. / JUAN CARLOS ROMÁN

El suceso ocurrió el lunes después de que un hombre «entrase alterado y faltara al respeto a un grupo». Acabó con varias denuncias por lesiones

MARTA VARELA PANDO (LANGREO).

Dicen los vecinos que el ambiente venía «caldeándose en las últimas semanas» y terminó por estallar el pasado lunes. Un residente entró «visiblemente alterado» en el centro social de Pando, en Langreo, y según testigos presenciales, «faltó a parte de los vecinos que estaban allí, sobre todo, a un grupo de mujeres». Las palabras fueron subiendo de tono y desembocaron en empujones y algún que otro golpe. La confrontación solo se zanjó cuando ambas partes se denunciaron mutuamente por lesiones ante el Cuerpo Nacional de Policía.

Ante este enfrentamiento, el alcalde del concejo, Jesús Sánchez, confirmaba ayer que ese mismo día decidió tomar la decisión de cerrar el equipamiento municipal: «Subí al centro a intentar mediar en un conflicto que terminó con varias denuncias -señaló-. Ahora, será la ley la encargada de resolverlas». El martes, con los ánimos más calmados, los propios implicados decidieron acudir a la Casa Consistorial. Una vez allí, el alcalde los recibió, pero por separado.

A la espera de encontrar una solución, el primer edil ha convocado una reunión para tratar de encontrar una salida, que pasaría por nombrar a una junta directiva de consenso que asumiese el funcionamiento del centro. El primer edil es consciente de que no va a ser fácil.

El primer edil convoca una reunión para nombrar una junta directiva de consensoTras este último conflicto, la gestora del bar ha decidido renunciar al servicio

Precisamente, este último suceso ha terminado con la paciencia de la actual gestora del bar del centro, que esta misma semana acudió al Ayuntamiento a presentar su renuncia a la concesión del servicio. Entre las razones esgrimidas por la joven están, además de las continuas disputas vecinales, lo que considera una falta de apoyo por parte del propio Ayuntamiento ante los problemas que se han planteado.

El cierre ha dejado un poso de tristeza en la barriada en la que residen, principalmente, personas mayores. Ayer, en Pando, había dos versiones muy distintas, pero, al final, nadie parecía comprender la decisión de cerrar el centro social. Algunos lo tenían claro: «Hay una o dos personas que no deberían entrar, porque han generado varios conflictos. Incluso se enfrentaron a un edil con ánimo de agredirle y no se hizo nada. Ahora, en cambio, se acabó a golpes».

Desde 2005

Pando cuenta con dos asociaciones de jubilados, dos programas de entretenimiento, dos peticiones de subvenciones... Pero, desde 2005, un solo centro social que comparten, sin olvidar viejas rencillas.

Desde entonces, están divididos, pero nunca hasta la fecha el entendimiento había estado tan alejado, llegando, como se decía, a interponerse denuncias ante la Policía Nacional y que pueden acabar en los tribunales.

Temas

Langreo

Fotos

Vídeos