Aller confía en el impulso turístico de la Vía Carisa tras su declaración como BIC

El alcalde, David Moreno, señala que se está revisando el material expositivo del aula de interpretación de la ruta construido en Nembra

A. F. G. CABAÑAQUINTA.

Más visibilidad, un mayor impulso turístico y apoyo a las futuras excavaciones arqueológicas. El alcalde de Aller, David Moreno, espera que la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) a la ruta romana Vía Carisa y a los yacimientos históricos sirva para poner en el mapa esta zona del concejo -también recorre Lena- para atraer a un tipo concreto de visitantes interesados en el patrimonio histórico.

El regidor destacó que la protección de este itinerario antiguo «es un logro muy importante, ya que se trata del origen de la Ruta de la Plata, por lo que se cumple con un objetivo doble que tenemos los municipios que formamos parte de la asociación vinculada a la ruta. Por un lado, de cara a los yacimientos, y también para dar promoción al proyecto general que tenemos». Manifestó que se trata de un reconocimiento al esfuerzo que cada concejo y autonomía realizada por lograr la declaración de BIC.

Otro asunto es el aula de interpretación de la propia ruta previsto abrir en el concejo, en la población de Nembra. Al respecto, el alcalde explicó que se está revisando todo el material expositivo para evitar errores históricos, sobre todo en los paneles que se prevén para el recinto. ¿Fecha de apertura? Moreno no dio plazos, ya que indica que este tipo de labores se tienen que hacer con tranquilidad. Lo cierto es que las obras del recinto finalizaron en febrero de 2011 y, desde entonces, el centro está cerrado. Su conclusión estaba ligada al Plan Turístico de la Montaña Central, financiado con fondos mineros, pero estas ayudas nunca llegaron y el Ayuntamiento buscó alternativas. La entrada en servicio de este centro de interpretación estaba prevista para diciembre de 2013.

Por ahora, en León

La responsable de las excavaciones arqueológicas vinculadas a la Vía Carisa, la historiadora Esperanza Martín, ya declaró que la declaración de BIC se trata de un paso «importante», ya que supone un «impulso para lograr nuevos recursos con los que proseguir con los estudios y los sondeos en la zona». De hecho, espera que esta declaración sirva para reanudar estos trabajos en la vertiente asturiana; aunque no hay, de momento, perspectivas para ello.

Martín, de momento, no tiene previsión de reiniciar los trabajos arqueológicos en Asturias, pero sí que está realizando prospecciones en la parte leonesa. Los trabajos están financiados entre la Junta de Castilla y León y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Villamanín. «Estamos desbrozando y realizando una topografía en detalle. Era cierto lo que se había propuesto en un primer momento y se ha confirmado que hubo un establecimiento de tropas», añadía la historiadora.

Temas

Aller

Fotos

Vídeos