Aller construirá de urgencia un muro para frenar la peña de Boo

La edil Sandra Jovellanos, el alcalde y Gaspar Vázquez. / J. M. PARDO
La edil Sandra Jovellanos, el alcalde y Gaspar Vázquez. / J. M. PARDO

El informe técnico determina que hay que actuar de forma «inmediata» para evitar riesgos en El Picu, que suma unas 720 toneladas

ALEJANDRO FUENTE BOO (ALLER).

«Hay un evidente riesgo potencial y el Ayuntamiento va a actuar de urgencia». El alcalde de Aller David Moreno se reunió ayer con el presidente de la asociación de vecinos de Boo, Gaspar Vázquez, para comentar el resultado del estudio encargado para determinar las causas del posible desprendimiento de la peña de El Picu sobre la localidad -un peñasco de 720 toneladas- así como sus posibles soluciones. Y el informe, según Moreno, señala que hay una «emergencia» en detener una posible caída y, para ello, propone la construcción inicial e «inmediata» de un muro de contención.

El gobierno municipal inició ayer mismo los trámites para la contratación urgente de esta obra, «sin esperar a la ayuda comprometida por el Principado, porque de eso ya hablaremos más adelante», señaló el regidor. El documento solo apunta a este muro como solución temporal. Para evitar una rotura de forma definitiva se enumeran otras obras necesarias, como una limpieza en profundidad de la roca para quitar la vegetación, la instalación de dos mallas metálicas de seguridad, una triple torsión y una segunda de alta resistencia, también se prevé la colocación de burones, una serie de sujeciones metálicas para amarrar la roca y la construcción de canales de drenaje en la parte superior para impedir que el agua siga generando el desgaste en la roca y nuevas filtraciones.

El alcalde indicó que ya ha pedido una reunión con el consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez, para entregarle el estudio y buscar la financiación necesaria para aplicar estas medidas. Las últimas estimaciones apuntan a que la peña suma unos 400 metros cúbicos de envergadura.

Las causas

El documento -que ha sido redactado por la empresa Geoconsult tras ser adjudicado de urgencia por 15.000 euros- determina también el origen del riesgo de fractura de la peña y posible caída sobre la población. En este sentido, el texto apunta a las propias características de la roca, a la fracturación de la misma, a la pendiente del terreno y, también, a la actuación humana con la adecuación de un talud y a la subsidencia minera de la zona. A ésta última causa apuntan los vecinos para explicar el movimiento de tierras en el propio núcleo del pueblo y que provocó también la aparición de grietas en las viviendas, causa por la que prevén demandar a Hunosa.

La empresa, que ha llevado a cabo este estudio, incluyó la instrumentalización de la masa rocosa, con fisurómetros digitales, acelerómetros-inclinómetros y la ayuda de una topografía-taquimetría de precisión, con la colocación de miniprismas. «Se trata de un informe exhaustivo y muy detallado sobre la roca», explicó Moreno.

Temas

Aller

Fotos

Vídeos