Aller sancionará a los dueños de perros que no recojan las deposiciones

La Policía realizará una vigilancia exhaustiva en el concejo y castigará los incumplimientos con multas de 750 a 3.000 euros

MARTA VARELA CABAÑAQUINTA.

El Ayuntamiento de Aller se ha propuesto erradicar un problema que se ha convertido en un tema de salubridad y salud pública, como es el de la deposiciones de los animales de compañía en las vías públicas. Por ello, se han trasladado las órdenes oportunas al departamento de la Policía Local al objeto de poner en marcha una campaña específica, que dará comienzo este mismo mes de octubre, de control de deposiciones en la vía pública.

El Ayuntamiento cuenta con una ordenanza municipal del Servicio de limpieza viaria y recogida de residuos urbanos que recoge, en su sección VI -que versa sobre la tenencia de animales en la vía pública- «la obligatoriedad de impedir que los animales hagan deposiciones en la vía pública y, de no ser posible impedirlo, estarán obligados a retirarlos de la vía pública y depositarlos en una papelera en un bolsa perfectamente cerrada», indicó el alcalde, David Moreno.

Esta campaña, que se pone en marcha en cumplimiento de la ordenanza relativa a la tenencia de animales, cuenta también con un régimen sancionador recogido en el artículo 80 de la citada ordenanza y que establece sanciones de carácter leve, que se penan con una multa de 750 euros, graves -de entre 750 y 1.500 euros- y muy graves, con sanciones de 1.500 a 3.000 euros.

Las deposiciones de los animales de compañía en la vía pública es un problema generalizado que, según Moreno, «se convierte en un auténtico problema de salubridad. Por ello, es necesario poner en marcha campañas de sensibilización de la población, pero también campañas de vigilancia» explicó.

Fotos

Vídeos