Los alumnos de Riaño plantan 35 frutales en la zona de la cementera

Los estudiantes plantaron los frutales en las instalaciones de la cementera Masaveu en Langreo. / M. V.
Los estudiantes plantaron los frutales en las instalaciones de la cementera Masaveu en Langreo. / M. V.

La Corporación Masaveu, que organiza esta iniciativa, ha invitado a los estudiantes a volver en septiembre para recoger los frutos

M. VARELA LANGREO.

Aprender a plantar árboles para respetar el Medio Ambiente y concienciarse de la necesidad de contaminar lo menos posible. Con esta premisa, veinticinco alumnos de los colegios públicos del distrito langreano de Riaño participaron ayer en la iniciativa de la Corporación Masaveu de repoblar con especies frutales las instalaciones de la planta cementera ubicada en el polígono de Riaño I.

Los alumnos, de entre 8 y 9 años, estudian el tercer curso de Primaria en los centros Clara Campoamor y La Llamiella. En total, plantaron 35 frutales en este espacio. Entre ellos, principalmente, había manzanos, cerezos, melocotoneros y nisales. De esta forma, demostraron su respeto por el medio ambiente que desde la Corporación esperan que conserven en el futuro. De hecho, estos mismos estudiantes volverán en septiembre para recoger los frutos de las especies plantadas. Se trata de una acción que ya cumple su quinta edición en el concejo de Langreo.

Asesorados por el personal fabril, que también se encargó de adecuar el espacio verde que en esta nueva campaña se destinó a ser recuperado como zona verde, los escolares se aprovisionaron de fesorias y con ellas iban rellenando de tierra las pozas, donde previamente colocaban los árboles. También participó en la actividad la directora de relaciones institucionales de la empresa, Alicia Castro,

La satisfacción de los más pequeños era notoria, todos estaban ansiosos por ayudar en estas tareas y dejar su huella en forma de árbol. Además, desde la Corporación les entregaron una camiseta conmemorativa como recuerdo de la jornada y una etiqueta biodegradable en la que pudieron escribir su nombre y colocarla después en el árbol que ayudaban a plantar para saber cuál era el suyo.

En esta edición, la experiencia se ha llevado a cabo en otra finca, distinta a la de anteriores ediciones, y que está ubicada en la parte trasera de la planta langreana. La Corporación Masaveu ya cuenta con casi dos centenares de árboles nuevos en este espacio, un ejemplo de cómo se puede compatibilizar la producción industrial con el respeto a la naturaleza.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos