Aníbal Vázquez reclama empleo y salarios dignos para mantener el sistema público de pensiones

Los participantes en la marcha, con pancartas y banderines, a su llegada a Mieres. / JESÚS MANUEL PARDO

La marcha por unas prestaciones dignas llega a Mieres en un ambiente festivo y reivindicativo y se dirige hoy a Lena en su camino hacia Madrid

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Entre aplausos y en un ambiente festivo y reivindicativo llegaba a las tres de la tarde la marcha sindical por la defensa de las pensiones. Se trataba de la segunda etapa, que partió a las nueve y media de la mañana de Oviedo y llegó a la villa tras hacer una parada en Morcín. «Os damos la bienvenida a Mieres», clamaba el alcalde, Aníbal Vázquez (IU) tras saludar de forma efusiva a los muchos componentes de este grupo que quiere llegar a pie a Madrid el próximo día 9 de octubre. El regidor se dirigió al público concentrado en la Plaza del Ayuntamiento y afirmó que «en este país hace falta movilizarse por muchos problemas; pero creo que el de las pensiones es uno de los fundamentales». Al respecto, Vázquez señaló que dos son los aspectos importantes a tener en cuenta para realizar una protección efectiva del sistema público de pensiones.

«Lo esencial es que haya trabajo para que pueda haber cotizaciones que paguen esas pensiones y también para que las personas puedan desarrollar su proyecto de vida». Y en segundo lugar, continuaba el regidor, «hay que tener unos salarios dignos, porque cuanto más se cobre más se cotiza». Los participantes continúan hoy con la tercera etapa y esperan llegar a las 12 del mediodía al Ayuntamiento de Lena, en Pola.

La marcha por unas pensiones dignas está organizada por los sindicatos UGT y CC OO de Asturias. La primera etapa partió el sábado por la mañana de Gijón acompañados por dirigentes políticos y sindicales y decenas de personas. Otras dos columnas partieron de Santander y Málaga, mientras que otras salieron de Santiago de Compostela y de Castellón para confluir las cinco en Madrid el lunes 9 de octubre. «Esperamos que ese día os podáis encontrar una puerta abierta para el diálogo», decía el alcalde mierense a los responsables sindicales de la región que estaba junto al alcalde: José Manuel Zapico (CC OO) y Javier Fernández Lanero (UGT).

«Problema político»

Los secretarios generales de ambas formaciones reivindican la necesidad de garantizar el poder adquisitivo de salarios y pensiones. «Cuando la economía crece es de justicia que aumenten los salarios y las pensiones y es nuestra obligación pelear para que se garantice el poder adquisitivo», dijo en la primera etapa José Manuel Zapico. El dirigente de CC OO dijo que se sentía «orgulloso de caminar al lado» del grupo de pensionistas, que forman parte de una generación que «históricamente defendió sus derechos y trajo la libertad a España».

Por su parte, el secretario regional de la UGT de Asturias denunció que «es mentira que el sistema de pensiones tenga un problema económico, porque el problema es político». Por ello, dijo, «vamos a decirle al Gobierno que ya está bien de mentiras. Si lo que quieren es cargarse el sistema público de pensiones para favorecer los intereses de la banca, que lo digan», señalaba Lanero.

Fotos

Vídeos