Boo anuncia que «lucharemos hasta el final» contra Hunosa por las grietas en las viviendas

Los representantes de Podemos acudieron a Boo, en Aller, para apoyar a los vecinos. / JESÚS MANUEL PARDO

A. F. G. BOO (ALLER).

«Vamos a seguir luchando porque creemos que estamos en nuestro derecho; los informes que tenemos hasta ahora nos dan la razón para seguir hasta las últimas consecuencias». El presidente de la asociación de vecinos San Juan Bautista de Boo, Gaspar Vázquez, se refería ayer a la pugna que mantiene con Hunosa por el origen de grietas en unas cuarenta viviendas de la localidad. «Y cada vez salen más», apuntaron.

Los vecinos relacionan los daños con la actividad minera que albergó el subsuelo de la localidad -subsidencia minera- y ya anunciaron que van a llevar a la hullera pública a los tribunales. El Ayuntamiento va a sufragar la contratación de nuevos estudios con 60.000 euros para apoyarles en esta pelea legal.

Por su parte, los representantes de Podemos en la Junta General mantuvieron un encuentro con el colectivo vecinal para entregarles un cheque de mil euros y colaborar en la interposición de la demanda. La diputada regional Lorena Gil destacó la labor de la asociación vecinal «que mantiene una lucha desde hace años contra la subsidencia minera». Los fondos proceden de los excedentes salariales de los parlamentarios de Podemos, dada la limitación salarial de la asignación que reciben, y se realiza a través de la iniciativa Proyecto Asturies, con la que contribuye la formación. Concretamente, en el marco de la línea '12 Lluches', los diputados destinarán 12.000 euros a lo largo de este año, a razón de mil euros mensuales, a causas que necesiten apoyo de forma inmediata.

El diputado Héctor Piernavieja calificó de «llamativo» este caso y comentó que «los piratas de la minería no solo estaban en el sector privado, en el caso de esta subsidencia minera se ven cosas extrañas, como un informe geológico del Estado, según el cual las grietas de 30 centímetros no eran relevantes».

En los años noventa, doce casas del barrio de Puenxo tuvieron que ser desalojadas y derruidas por los corrimientos de tierra. Los afectados mantuvieron durante años un enfrentamiento judicial contra Hunosa. Al final, ganaron.

Temas

Aller

Fotos

Vídeos