El arreglo de la carretera de Tarna prevé 30 medidas de protección

Un vehículo circula por la carretera del Puerto de Tarna. / E. C.
Un vehículo circula por la carretera del Puerto de Tarna. / E. C.

Las obras tienen un presupuesto de 400.000 euros y dieron comienzo en primavera

A. FUENTE CAMPO DE CASO.

La Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente autoriza la declaración de impacto ambiental para la ejecución de las obras para el acondicionamiento del puerto de Tarna, la carretera AS-117 entre Campo de Caso y el límite con León. En detalle, el documento establece una treintena de medidas de protección a tener en cuenta durante la ejecución de los trabajos; entre ellas, hay preventivas, correctoras y compensatorias.

De este modo, entre las prescripciones descritas, se establece que se procurará «la menor afección a la vegetación de ribera de todos los ríos, arroyos y zonas húmedas, el mantenimiento de la permeabilidad piscícola y el funcionamiento de los cursos fluviales y espacios de ribera como corredores faunísticos». Así, se determina que, como criterio general, se evitará el terraplenado «sobre formaciones vegetales». También, en caso de afección a especies catalogadas de la flora o la fauna, «se seguirán las recomendaciones que al respecto establezca el órgano competente en esta materia, la Dirección General de Recursos Naturales». En cuanto a la protección hidrológica, se incide en la necesidad de plantear medidas para evitar el aumento de sólidos en suspensión en las aguas como consecuencia de los trabajos. Se incluyen correcciones para la prevención del ruido y de protección del patrimonio histórico y arqueológico.

El Principado comenzó en primavera con la renovación del pavimento del vial, muy castigado por el enorme tránsito de camiones, y por los desprendimientos de rocas sobre la calzada. Las obras tiene un coste de 400.000 euros y fueron adjudicadas a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Boprisa-Aglomerados del Principado, y se ejecutan en siete meses.

Los trabajos consisten en la rehabilitación del firme en varios tramos deteriorados situados entre los kilómetros 42,500 y 65,500. También se reperfilarán los márgenes de la carretera, con el objeto de mejorar la evacuación del agua, y se eliminarán los aterramientos en bordes y cunetas, se barrerán los arcenes y desbrozarán los taludes. Por último, se repondrán las marcas viales y se mejorará la señalización vertical. La carretera ha sido objeto de tres actuaciones de emergencia; una en 2014 y dos en 2015, que suman 185.812 euros de inversión. También se repararon hundimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos