Asla iniciará su nueva línea de producto y ampliará su plantilla en octubre

Los operarios instalan la maquinaria de la nueva línea de producción de Asla en el polígono de Villallana. /  JESÚS MANUEL PARDO
Los operarios instalan la maquinaria de la nueva línea de producción de Asla en el polígono de Villallana. / JESÚS MANUEL PARDO

El presidente de la empresa defiende que la permuta para lograr el terreno de la ampliación «fue legal»

A. FUENTE VILLALLANA (LENA).

Los operarios ya se encuentran instalando la nueva maquinaria en la ampliación de la factoría que Asturiana de Laminados (Asla) está ejecutando en el polígono industrial de Villallana, en Lena. El presidente ejecutivo de la compañía, Macario Fernández, supervisaba ayer los trabajos e informaba de que la producción de la nueva línea de placas de zinc para la construcción -«única en el mundo»- va a comenzar en octubre; también la contratación de los ochenta nuevos puestos de trabajo anunciados, que se sumarán a la plantilla actual (unas cien personas).

La inversión en esta ampliación asciende a unos veinte millones de euros y cuenta con el apoyo económico del Principado y del Ministerio de Industria. Es, precisamente, esta ampliación y la operación urbanística para lograr los terrenos que necesitaba la empresa la que ha propiciado el inicio de una investigación en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pola de Lena, tras una denuncia presentada por la Fiscalía.

El ministerio público aprecia la comisión de los posibles delitos prevaricación y malversación en la permuta de terrenos entre el Ayuntamiento de Lena y la empresa. En función de este acuerdo, el Consistorio entregaba la superficie del polígono industrial para la ampliación de la factoría. A cambio, la Administración local recibía otra parcela, en pleno centro urbano de Pola de Lena, para la construcción del nuevo centro de salud de la localidad. Se investiga si pudo haber un perjuicio patrimonial presuntamente causado al Ayuntamiento de Lena por incrementar el precio del suelo recibido e infravalorar el entregado arbitrariamente, a través de una tasación privada encargada a posteriori y al objeto de eludir la subasta pública.

Instrucción judicial

Sobre este proceso judicial -que se encuentra en la fase de instrucción-, Macario Fernández dijo estar «muy tranquilo porque todo el proceso se ha hecho conforme a la legalidad». Achacó, además, el caso al «inicio de la campaña electoral en los juzgados» por parte del portavoz del PSOE de Lena, Daniel Sánchez Bayón. «Voy a colaborar en todo lo que se me precise desde la justicia, tanto de forma documental como si tengo que acudir a declarar», afirmó el empresario, quien dijo que lo fundamental «es el empleo» y el desarrollo empresarial en la comarca del Caudal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos