La caída de una niña de cinco años saca a la luz el deterioro del colegio El Bosquín

El patio del colegio de El Bosquín, en El Entrego. /  ROMÁN
El patio del colegio de El Bosquín, en El Entrego. / ROMÁN

La comunidad educativa del centro se ha puesto en contacto con Educación y el Ayuntamiento para que corrijan las deficiencias

MARTA VARELA EL ENTREGO.

Este lunes una alumna de cinco años del colegio El Bosquín de El Entrego sufrió un accidente cuando estaba en el gimnasio del centro, en clase de Educación Física. La pequeña no se percató de la falta de un trozo de parqué y cayó. Según el parte médico, presentaba «una herida incisa contusa en rodilla derecha con pérdida de sustancia».

La caída ha indignado a toda la comunidad educativa y desde el colectivo de padres y madres del colegio (Ampa) han explicado que «llevamos meses denunciando la falta de mantenimiento por parte del Ayuntamiento y la Consejería de Educación». Y añadieron que eran sabedores de los desperfectos del parqué del gimnasio pero «desde Educación nos decían que era una obra menor y que le corresponde al Ayuntamiento, pero en el Consistorio nos dice que son obras mayores y que tiene que hacerlas la consejería. Sin embargo, tras poner en conocimiento del equipo de gobierno la aparatosa caída de la pequeña, en la mañana de ayer un operario municipal «llegó con una tabla y reparó solo ese roto. No es una solución», valoró Begoña Díaz, integrante de la junta directiva del Ampa.

Padres y profesores lo tienen claro. «Unos por otros y nuestro centro envejece cada día, persianas rotas, ventanas que no abren, humedades, descorchados, canalones sucios llenos de plantas..., relató

Sin ascensor

Tan incomprensible, consideraron, «como el abandono al que están sometiendo el centro». La comunidad educativa de El Bosquín no entiende cómo siendo un centro de integración y teniendo tres alumnos con deficiencias no se les aprueba la instalación de un ascensor.

Desde el colegio, han confirmado que en anteriores cursos escolares se solicitó dicha instalación, algo que el Ampa ha vuelto a hacer para el presente curso. En la actualidad, «uno de los alumnos con discapacidad ha sufrido una operación importante y a diario tiene que ser ayudado por los profesores para llegar a clase», comentaron. Algo que creen que se extenderá en el tiempo, por lo que han pedido explicaciones de porqué les niegan dicho ascensor, máxime cuando este curso se instaló uno en otro centro del municipio que en principio no lo había solicitado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos