Un camión pierde carbón en la A-66 en Mieres y causa un choque múltiple

Algunos de los vehículos siniestrados por el mineral acumulado en la calzada. / JUAN CARLOS ROMÁN
Algunos de los vehículos siniestrados por el mineral acumulado en la calzada. / JUAN CARLOS ROMÁN

Se vieron implicados siete turismos y no hubo heridos. La Guardia Civil busca al transportista entre las plantas que precisan el mineral

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Ocurrió poco después de las diez y media de la mañana de ayer. Un camión que transportaba carbón por la autopista A-66 perdió parte de su carga a lo largo de cuatro kilómetros de calzada. Las piedras comenzaron a caer desde la zona de Baíña hasta el punto kilométrico 50. Circulaba en sentido León y, a la altura del nudo de enlaces con la autovía minera (AS-I), un grupo de turismos se encontraron con la calzada llena de negros guijarros. «Fue de repente; y como había algo de resol parecía que la carretera estaba recién asfaltada», relató uno de los afectados. Fue entonces cuando los conductores de los coches se percataron de lo que había ocurrido. Al frenar, algunos impactaron con los vehículos que había delante y otros chocaron contra el quitamiedos. Fueron un total de siete los automóviles afectados. No hubo heridos.

Rápidamente, se desplazaron hasta la zona patrullas de la Guardia Civil de Tráfico para restringir momentáneamente la circulación. La vía quedó despejada al poco tiempo, unos 45 minutos después. No obstante, se pudo comprobar el rastro que dejó el camión por la autopista, ya que había zonas, como en Figaredo, con montones de mineral acumulado en el arcén hasta que fue retirado por los operarios de mantenimiento.

Algunos de los afectados por el accidente creen que el conductor del vehículo de transporte no se percató de que estaba perdiendo la carga ni del siniestro en Mieres, «porque no paró, y siguió su camino», según comentó uno de los conductores en el arcén al poco de producirse el choque.

La Guardia Civil ha iniciado un dispositivo de búsqueda porque es su seguro el que tiene que hacerse cargo de todos los daños provocados. Por ello, han advertido a toda instalación o planta que precise de carbón de que comunique la llegada de cualquier camión con un peso en báscula menor al esperado, lo que indicaría la pérdida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos