Las cañas esperan en Los Alfilorios

Francisco Gómez, Aitor y Ruben Fernández y Chus Soto, junto al cartel que prohíbe la pesca en el embalse de Los Alfilorios./J. M. Pardo
Francisco Gómez, Aitor y Ruben Fernández y Chus Soto, junto al cartel que prohíbe la pesca en el embalse de Los Alfilorios. / J. M. Pardo

Los pescadores reclaman su uso pesquero y lúdico y no descartan movilizaciones

JUAN SAN MARTÍNMorcín

Seis años lleva la asociación de pescadores de Morcín y Riosa reclamando que el embalse de Los Alfilorios, situado en el concejo morciniego y que abastece de agua a Oviedo, tenga un uso lúdico y un aprovechamiento turístico, con la navegación de embarcaciones sin motor, y también pesquero. No es algo nuevo. Hasta hace una década, se pescaba en Los Alfilorios. La asociación lucha ahora por recuperar este espacio. Para ello, cuenta cuenta con el apoyo de otros colectivos vinculados al sector, y tiene de su lado al Ayuntamiento de Morcín, con su alcalde, Maximino García, ’Mino’, a la cabeza.

«Desde el Consistorio apoyamos esta iniciativa, de hecho, estamos llevando a cabo reuniones con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) para desbloquear la situación», explica el regidor, quien reconoce que «yo también pesqué en el embalse, fui de los últimos en poder hacerlo».

Para ‘Mino’ García, que en el pantano se autorice el uso lúdico, «supondría una gran inyección para el concejo. Tenemos que aprovechar nuestros recursos naturales». El primer edil considera que «es nuestro deber utilizar estas fuentes alternativas que pueden beneficiar a nuestra comarca, no solo a nivel económico».

«Fui de los últimos en poder pescar en el embalse», dice el alcalde de Morcín, ‘Mino’ García

El máximo dirigente del Ayuntamiento morciniego acudió a Los Alfilorios la semana pasada, junto con el diputado de la coalición en la Junta General, Ovidio Zapico, y representantes del colectivo de pescadores, para «denunciar el abandono que sufre este lugar» y para «solicitar que se adecente la zona». También reclamó que «hace falta más vallado de protección del perímetro, y desde hace muchos años, el embalse requiere una limpieza exhaustiva». El proyecto que plantean desde la asociación de pescadores de Morcín y Riosa, si se autorizan estos nuevos usos, incluye múltiples actividades en el entorno del embalse.

«Hay que habilitar varias zonas para minusválidos, con acceso hasta las inmediaciones del agua. También es necesario limpiar y acondicionar la pista que rodea la presa, que está totalmente abandonada desde hace tiempo, con el objetivo de llevar a cabo rutas de senderismo o en bicicleta. Tiene cerca de siete kilómetros de longitud», explica Ignacio Fernández, presidente de la entidad. En su opinión, «también se podría instalar una especie de observatorio de aves en el entorno del embalse».

Fernández asegura que «la Consejería dijo que esta actividad no afecta a la calidad del agua»

Otra de las iniciativas que surgen desde la asociación es «poner en marcha una escuela de piragüismo o una tienda que se dedique al alquiler de piraguas y embarcaciones». Para la entidad, «el enclave en el que se encuadra el embalse ofrece muchas posibilidades para el turismo, sobre todo en verano», afirman. Y es que se trata de un espacio natural que se encuentra a tan solo diez minutos de Oviedo y cuenta con un gran valor paisajístico. Desde Los Alfilorios se pueden ver las capillas de la montaña del Monsacro y la sierra del Aramo.

«Es un lugar único», dicen, «vienen muchas familias buscando una zona tranquila durante los findes de semana o en vacaciones», comenta Ignacio Fernández.

«Incomprensible»

En cuanto a la posibilidad de pescar en la zona, es un tema que viene de lejos. «Llevamos seis años con ello. Primero nos dijeron que esta actividad afectaba a la calidad del agua, al no haber depuradora, algo difícil de creer porque el embalse estaba lleno de suciedad. Se gastaron una millonada en la depuradora y tampoco nos dieron el visto bueno para pescar, a pesar de que desde la Consejería de Medio Rural nos decía que no había problema, pero en este caso era la Confederación Hidrográfica la que no quería. Es incomprensible», declaran desde la asociación de pescadores del Morcín y Riosa. En la entidad creen que «fue el Ayuntamiento de Oviedo el que prohibió la pesca en Los Alfilorios hace ya diez años, y no sabemos por qué. No nos dieron una explicación». Por eso, la piden ahora. Denuncian que «éste es el único embalse de Asturias en el que no se puede pescar».

Los pescadores morciniegos y riosanos advierten de que «no pretendemos abrir de forma libre la pesca, sino que proponemos que se establezca un coto tradicional, habilitado para entre ocho y diez cañas», afirman. Su presidente, Ignacio Fernández, ya ha anunciando que «solicitaremos una reunión con el jefe del negociado de Pesca del Principado para que nos expliquen por qué no podemos pescar. Queremos que nos den una causa justificada». Fernández dice que «si no nos dan una solución, nos plantearemos hacer movilizaciones y concentraciones junto a la Consejería de Desarrollo Rural en Oviedo con el objetivo de que nos aclaren esta situación y se abra la pesca en Los Alfilorios».

Embalse

Construcción:
Las obras comenzaron a finales de 1960 y finalizaron en torno a 1983. Fue inaugurado en 1990.
Capacidad:
Acumula hasta 9,14 hectómetros cúbicos. El pasado mes de agosto sufrió su mínimo histórico, en torno al 30 por ciento de capacidad.
Situación:
Está el concejo de Morcín y abastece de agua al municipio de Oviedo.
Propietario:
El embalse es propiedad de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (Chc).
Actividad:
Desde hace diez años, en el embalse está prohibido pescar. Los pescadores de la zona reclaman que se les permita desarrollar su actividad nuevamente, y que se le dé un uso lúdico a la presa.
Entorno:
Una pista de cerca de siete kilómetros rodea al embalse. Desde ella, se puede ver el monte del Monsacro y la sierra del Aramo.

Temas

Morcín

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos