El casín, un bocado por descubrir

El Grupo Folklórico Blimea animó con bailes y canciones la jornada festiva en El Campu. / J. CARLOS ROMÁN
El Grupo Folklórico Blimea animó con bailes y canciones la jornada festiva en El Campu. / J. CARLOS ROMÁN

Una pieza de la quesería local La Corte se impuso como mejor queso de este año | El director general de Desarrollo Rural anima a los vecinos de Redes a reclamar políticas que favorezcan la vida en los pueblos de montaña

MARTA VARELA CAMPO DE CASO.

El secreto mejor guardado por las mujeres casinas, su queso, se ha ido descubriendo tímidamente en los últimos años. Descubrimiento que lo está encumbrando a los primeros puestos de los mejores quesos internacionales. Ayer se celebró su fiesta, o como le gusta decir a Marigel Álvarez, la quesera que lo rescató del olvido, «la fiesta de los casinos, de nuestra identidad y de nuestro futuro».

El respeto por la tradición ha impulsado su supervivencia. Ayer, en el III Certamen del quesu casín, celebrado en la capital del concejo, en El Campu, se vendieron las más de 600 piezas que habían puesto a la venta los tres productores del concejo: Quesería Redes, Quesería Viejo Mundo y Quesería La Corte. Fue precisamente una pieza de esta última, la más joven de las tres, la que se hizo con el galardón del mejor queso en este tercer certamen. Los otros dos fueron a parar a manos de la Quesería Redes.

Los productores coincidieron en manifestar que la asignatura pendiente está en la distribución del producto. Si bien prácticamente venden toda su producción (en torno 50.000 piezas al año), no lo hacen sin esfuerzo, ya que tienen que acudir a ferias, buscar comercializadoras...

Marigel Álvarez remarcaba que «faltan exportadores que lleven nuestro producto fuera de España para que sea conocido, como faltan para otros muchos productos asturianos. Tenemos mucha calidad, buenos productos, pero somos incapaces de venderlos fuera», apostillaba.

Francisco Cueria, de la quesería La Corte confirmaba que «es necesario que se conozca más el queso, necesitamos que todos los asturianos reconozcan nuestro producto».

La otra elaboradora, Cristina Cubillas, de Viejo Mundo, explicaba que «somos pocos elaboradores todavía, pero trabajamos duro para exportar fuera. Nosotros vendemos prácticamente a toda España, Francia, Inglaterra y Estado Unidos, aunque en pequeñas cantidades»

Con la mayoría de los quesos vendidos y la feria en su recta final, llegó el momento del acto institucional, del pregón y de las intervenciones de los representantes políticos. Ahí saltó la sorpresa, con unos discursos reivindicativos en clara apuesta por el mundo rural y en los que se animó a la gente del campo a luchar por su futuro.

El más comedido fue sin duda el alcalde casín, Miguel Ángel Fernández, que defendió que este queso «es el emblema de nuestro territorio. Es importante que crezca y se conozca, porque irá a la par que el municipio». Después de disfrutar de la feria y deleitarse con el peculiar sabor de este queso, el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Jesús Casas, recomendó a los vecinos estar «atentos a lo que ocurre» porque «las cosas cambian demasiado despacio y necesitáis que se hagan políticas de discriminación positiva hacia el medio rural. Tenéis que reclamarlas a nosotros los políticos».

Y en esta línea reivindicativa se dirigió a los alcaldes y representantes políticos de la zona recordándoles que «el medio rural no es solo agricultura y ganadería. Necesitan políticas propias. Hay que trabajar para cambiar la realidad, la gente nos los requiere».

El presidente de la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo del Principado, Juan Manuel Rionda, ejerció de pregonero y reveló a los presentes otro de los tesoros casinos: su naturaleza. «No llego a descubrir nada, pero sí reivindicar el Parque Natural de Redes, ubicado a media hora del centro de Asturias, pero olvidado. Hay que resucitarlo como lo han hecho con el queso casín». Rionda animó a crear pequeñas empresas y poner en marcha iniciativas que permitan revivir los pueblos de montaña, incidiendo en que «siempre tenemos que contar con los vecinos de estos pueblos y ahora los grandes centros de diagnóstico y de estudio ponen trabas a todo. Un parque natural es de sus vecinos y no se les puede decir el no por el no». Palabras en las que muchos quisieron ver un apoyo a la concentración convocada por los vecinos de Caso para el próximo 2 de septiembre en la localidad de Tanes para reclamar que se apruebe el uso lúdico y respetuoso con el medio ambiente de los embalses de Tanes y Rioseco.

Feria y concurso de cocina

El aumento de público al certamen va parejo al número de actividades para disfrutar de la jornada. Así, paralelamente a la feria quesera se instaló la ya tradicional feria de la artesanía y la madera casina. Como novedad, hubo además una demostración de cocina con la elaboración de croquesines casines (croquetas con queso casín), por parte del cocinero Christian González y que pudieron degustar todos los presentes. También se celebró el I Concurso de cocina casina, modalidad de postres, para aficionados y profesionales, al que se presentaron más de una decena de suculentas propuestas.

Los más pequeños de la casa pudieron participar en diferentes talleres y en la gymkana 'Conociendo nuestros queso', con la que descubrieron los secretos de su elaboración. La gran afluencia de público al certamen repercutió además en la hostelería de la zona, que preparó menús especiales con queso casín.

Fotos

Vídeos