El cese de tres ediles de Langreo obliga a reestructurar el equipo de gobierno

IU pretende cubrir la baja de Tamara Argüelles con un concejal de la anterior legislatura y Somos va a incorporar a dos personas nuevas

MARTA VARELA LANGREO.

Se avecinan cambios en el equipo de gobierno de Langreo. Esta mañana, en principio, prevén la aprobación de las cuentas municipales de 2018 con los once votos a favor de los concejales del equipo de gobierno -seis de IU y cinco de Somos-. A continuación, la coalición abordará importantes cambios en su estructura ya que en las próximas semanas está previsto que entreguen sus actas, por diversos motivos, tres ellos.

Ante esta situación, resulta imprescindible reestructurar el equipo de cara a finalizar el año y medio que resta de legislatura y en el que la Corporación municipal deberá afrontar temas tan importantes como la Relación de Puestos de Trabajo (RTP) e iniciar las negociaciones del convenio colectivo de los funcionarios y empleados municipales.

Las salidas que se producirán en el equipo de gobierno langreano corresponden a la edil de IU, Tamara Argüelles, que ha aceptado entregar su acta de concejal como le pidieron desde IU y PC tras ser destituida de sus competencias (Cultura, Educación y Política Lingüística) por resolución de Alcaldía, al considerar que incumplió el código ético por utilizar un coche oficial, con conductor, para acudir en dos ocasiones a reuniones municipales en las que cobraba dietas. Se espera que abandone el gobierno municipal en las próximas semanas. Su sustituta sería, atendiendo a las listas municipales, la exedil de IU Felicitas Gil, quien ya fuera concejal en la anterior legislatura y que en la actualidad ejerce como presidenta de la asociación de vecinos de Riaño, un cargo que es incompatible con las responsabilidades municipales. Si finalmente Gil renunciase a sus obligaciones municipales por su cargo vecinal, el siguiente en la lista es otro exconcejal. Se trata de Alfredo Fernández, quien a día de hoy ejerce de asesor personal, no remunerado, del alcalde Jesús Sánchez.

Vanesa Llaneza, concejal de Somos que ostenta la responsabilidad en materia de Empleo, Desarrollo Industrial y Comercio presentó su dimisión por motivos de salud e incompetencia con su situación laboral a finales de septiembre. En el Pleno de octubre, cuando se iba a ratificar su dimisión, el alcalde le pidió que retrase su marcha para poder aprobar las ordenanzas y el presupuesto. La edil presentó un escrito renunciando a su dimisión para facilitar la aprobación de la propuesta del equipo de gobierno. Ahora, con las tasas, ordenanzas y los presupuestos ya aprobados, todo parece indicar que nada retrasará ya su baja, que se podría producir en la próxima sesión plenaria. El siguiente en las listas, y cuyo nombre ya suena para sustituirla, es Héctor Palacio, muy unido a los movimientos en favor del empleo digno y de la calidad en el Valle del Nalón.

El tercer cambio, también en Somos, es el de la del responsable de Deportes, Turismo y Participación Ciudadana José Alberto Caveda. En su caso, su marcha obedece a motivos laborales. A finales de octubre, EL COMERCIO ya adelantó su posible marcha, pero el propio concejal lo negó explicando que las conversaciones no habían fructificado aunque ahora parece que ya sí. Fuentes municipales han indicado que en los últimos días parece que el joven preparador físico está a punto de cerrar su incorporación al equipo técnico de fútbol Universitario de Sucre, al que se podría unir aproximadamente en enero. De confirmarse, tendría que dejar sus responsabilidades municipales para formar parte de uno de los mejores equipos del fútbol profesional de Bolivia. La siguiente en la lista para sustituirle es María José Borjas. Con una cuarta parte del gobierno de nueva incorporación, el alcalde quiere reestructurar la estructura municipal y que incluso alguno de los ediles actuales asuma más competencias. Y queda por ver si algún edil coge la media liberación que ahora percibe Caveda.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos