Cien niños participaron en el primer campamento acuático de Riaño

Los participantes antentos a las explicaciones. /  M. V.
Los participantes antentos a las explicaciones. / M. V.

MARTA VARELA LANGREO.

Casi un centenar de niños ha participado este verano en el primer campamento acuático que organizó el Ayuntamiento de Langreo en la piscina municipal de Riaño. Fueron cuatro semanas de cursillos en horario de mañana. Esta iniciativa se puso en marcha con el objetivo de acercar a los niños a disfrutar con seguridad del agua bajo las directrices de la denominada «pedagogía activa» que desarrollaron los tres monitores de la empresa Exercise for change, gestores del campamento.

Así, durante cada jornada, los niños participantes podían poner en práctica lo aprendido en tres zonas diferentes, supervisadas cada una por un monitor. Aprendieron a hacer inmersiones, saltar sin peligro... «Cada uno va a su ritmo, no les obligamos a nada. Les proponemos actividades y cada niño elige la que hace», explicaba ayer una de las monitoras, Laura Laviana. Cuando se cansaban del agua, los participantes pudieron acceder a otros espacio como a la zona de lectura o a la de juegos. Según los organizadores, los participantes, de 3 a12 años, «aprendieron a desenvolverse en el medio acuático. Fue una forma divertida de aprender que muchos esperan repetir el próximo año».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos