Cinco días sin rastro de la langreana Pilar Vigil

Los buzos de la Cruz Roja, bajando ayer por la tarde al río Nalón para seguir con la búsqueda. / J. C. ROMÁN
Los buzos de la Cruz Roja, bajando ayer por la tarde al río Nalón para seguir con la búsqueda. / J. C. ROMÁN

M. VARELA LANGREO.

Nada hacía presagiar que la localización de Pilar Vigil, de 79 años, desaparecida en Langreo en la tarde del pasado viernes, iba a ser tan costosa. Cumplido el quinto día de búsqueda, no se ha hallado ni por tierra, agua y aire una pista fiable sobre su paradero. El aumento del caudal del río Nalón con la apertura de las compuertas del embalse de Tanes y la fuerza de las aguas hizo que durante la mañana de ayer los buzos no pudiesen entrar para seguir con la búsqueda. Por la tarde, tres buzos de Cruz Roja decidieron adentrarse para continuar con el rastreo por las zonas más cercanas a la orilla. Sin embargo, no obtuvieron resultados.

La principal hipótesis con la que trabaja la Comisaría de la Policía Nacional de Langreo-San Martín del Rey Aurelio es que esta vecina de El Visu se haya podido precipitar al río desde la zona de acceso al polígono industrial de Riaño II. Fue en este punto donde se bajó de un taxi el pasado viernes en torno a las seis de la tarde.

Los voluntarios que desde primera hora de la mañana participaron en la búsqueda a pie se mostraban desanimados: «Casi nos sabemos a dónde ir; hay zonas que hemos peinado todos los días y no encontramos pistas fiables». Se encontraron cerca del agua dos chaquetas en días alternos, pero ninguna pertenecía a la víctima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos