El colegio San Antonio La Salle en Ciaño cerrará el 31 de agosto tras 77 años

Exterior del colegio San Antonio de Ciaño. / JUAN CARLOS ROMÁN
Exterior del colegio San Antonio de Ciaño. / JUAN CARLOS ROMÁN

Educación confirma que el concejo tiene capacidad para reubicar a los 143 alumnos de este centro concertado. Los profesores buscan empleo

MARTA VARELA LANGREO.

El colegio San Antonio La Salle en Ciaño cerrará sus puertas el próximo 31 de agosto. En la actualidad, cuenta con 143 alumnos, una cifra similar a la que tenía en 1941, que eran 150, cuando la congregación puso en marcha el centro para escolarizar a los hijos de los empleados de Hunosa. Desde los sesenta a los noventa, se convirtió en uno de los referentes educativos del Nalón, llegaron a acoger a más de 300 niños.

La noticia saltó en la mañana de ayer y así lo confirmó el propio director del centro, Adolfo José Hernández, profesor en La Salle desde hace 24 años. Hernández explicó que «la decisión se ha tomado en instancias superiores, es un momento de tristeza pero también de agradecer los 77 años de labor educativa aquí».

La matrícula

La Consejería de Educación ha lanzado un mensaje de tranquilidad a las familias de los alumnos afectados, advirtiéndoles de que hay plazas suficientes en otros colegios del municipio para acoger al alumnado de La Salle, que para este año ya tendrán que tramitar su matrícula y elegir un nuevo colegio para el próximo curso. La congregación de los hermanos de La Salle, que dirige este centro concertado, dispone de otro equipamiento educativo en La Felguera.

Lo que no está claro es el futuro del profesorado. Son una veintena de reconocidos profesionales que ayer mostraron su preocupación al respecto. No obstante, ya se han iniciado las conversaciones para intentar reubicarlos en otros centros concertados del concejo. El colegio San Antonio de Ciaño daba clases a niños de 3 a 18 años y ofertaba las enseñanzas de Educación Infantil, Primaria y Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Según ha podido conocer EL COMERCIO el cierre puede estar motivado porque las necesidades económicas del centro superan los ingresos del mismo, una situación que la congregación pudo estar mantenido en los últimos años antes de evitar el cierre. La noticia cayó como un jarro de agua fría en Ciaño. Los vecinos no se lo podían creer. «Hace dos años estábamos celebrando los 75 años del colegio y ahora cierra», comentó Estefanía Suárez. Antes del cierre, previsto para el 31 de agosto, el centro celebrará su fiesta anual, a mediados de mayo. Antes, el 28 de abril, tendrá lugar una reunión de exalumnos.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos