Comerciantes de Langreo reclaman más vigilancia por un nuevo robo en un local

La empleada del establecimiento barre los trozos de cristal de la luna que rompieron los ladrones. /  J. C. R.
La empleada del establecimiento barre los trozos de cristal de la luna que rompieron los ladrones. / J. C. R.

Los ladrones asaltaron y robaron una tienda de telefonía móvil en el centro de La Felguera por segunda vez en un mes

MARTA VARELA LANGREO.

«Estamos cansados de que nos roben y que pongan en riesgo nuestro trabajo». Es el sentimiento generalizado de los comerciantes y hosteleros de Langreo que consideran «alarmante» el aumento de pequeños robos que se están produciendo durante los últimos meses en el concejo. En la noche del lunes al martes, un establecimiento de telefonía móvil de La Felguera volvió a ser objetivo de los ladrones, por segunda vez en un mes. Se trata de un local ubicado en pleno casco urbano, en una zona muy transitada durante el día.

El 'modus operandi' es semejante en todos los casos. En escasos minutos, los cacos acceden al establecimiento rompiendo las lunas del escaparate y sustraen la mercancía o los productos que les interesan. En este último caso, fueron teléfonos móviles. Actúan casi siempre de madrugada. «Las puertas y los cristales son los preferidos para atracarnos, es complicado pero terminaremos por poner rejas en todos los sitios», explicaron ayer algunos comerciantes, que se muestran visiblemente preocupados con esta situación. Afirmaron que se sienten «inseguros».

Otros establecimientos comerciales y locales hosteleros del municipio, cabecera del Nalón, han sufrido situaciones similares en las últimas semanas. La mayoría de los propietarios coincidieron en señalar que «son robos rápidos, optan por romper cualquier acceso al local para llevarse lo que pueden, aunque sea poco. Se conforman hasta con las pocas monedas que dejamos en las cajas registradoras».

Desde el sector afirmaron que entre la mercancía robada, proliferan los pequeños aparatos de telefonía y/o música, las máquina tragaperras o las expendedoras de comida y bebida que hay en plena calle. «A nosotros nos hacen más daño, a veces, los destrozos que hacen para entrar a robar que lo que el valor de lo que realmente se llevan». Ante esta situación, aseguraron que «están terminando con nuestras ilusiones, las tenemos por los suelos, somos autónomos que vivimos de nuestro trabajo y, aunque sean pequeños robos, nos hacen mucho daño»

A juicio de estos empresarios, la presencia policial es escasa durante la noche, motivo por el cual exigieron «mayor presencia policial mientras dure esta situación». No obstante, indicaron que «cuando llamamos a la Policía, vienen enseguida y el trato es inmejorable pero necesitamos que estén más en las calles para atajar estos robos y sentirnos más seguros».

Los minoristas realizaron también un llamamiento a la implicación vecinal. «Que cuando escuchen un ruido fuerte, llamen a los agentes porque acuden enseguida y, en ocasiones se podría evitar el robo e incluso detener a estos delincuentes», solicitaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos