Comienza el derribo del antiguo cuartel de Langreo

Un momento de la demolición. / J. C. ROMÁN

El alcalde Jesús Sánchez lamenta la falta de entendimiento entre administraciones para acometer una obra que se ha demorado tres años

MARTA VARELA LANGREO.

«Mira, mira ya cae», eran las palabras de los langreanos cuando minutos después del medio día de ayer comenzaban a derribarse los edificios traseros del antiguo acuartelamiento de la benemérita en Langreo. Muchos langreanos estuvieron desde primeras horas de la mañana esperando que se derribase el emblemático edificio, cuyo estado de ruinas preocupaba. Han sido necesarios tres años de trámites para ver trabajar las máquinas.

Las obras se desarrollarán a lo largo aproximadamente de mes y medio.Los primeros quince días para demoler todos los edificios y el alto nivel de polvo que levantarán las labores propiamente dichas de derribo obligan a cerrar durante la primera semana una gran parte de las instalaciones del complejo deportivo Juan Carlos Beiro ubicado en las inmediaciones. Finalmente, el derribo ha sido posible al hacerse cargo el ayuntamiento de las obras de derribo de forma subsidiaria en vista de que las discrepancias entre Sogepsa y el Ministerio de Interior no daban solución a lo que para la administración local era un problema. El alcalde de Langreo Jesús Sánchez, lamentaba esta situación «hay que reflexionar sobre estas desavenencias, que sólo perjudican a los vecinos, las administraciones tienen que trabajar en un mismo sentido». «Todo el proceso ha sido un sin sentido», apostilló.

Los trabajos han sido adjudicados por el Ayuntamiento a Pronalón por 96.000 euros. Una vez concluidas, el Consistorio habilitará un aparcamiento provisional.

Temas

Langreo

Fotos

Vídeos