CC OO critica que el Stephen Hawking de Langreo no vaya a ser totalmente público

Balfagón, en el centro junto con la consejera Pilar Varela, visitó las instalaciones en diciembre. / J. C. ROMÁN
Balfagón, en el centro junto con la consejera Pilar Varela, visitó las instalaciones en diciembre. / J. C. ROMÁN

El sindicato lamenta que una parte de la plantilla, como el personal de cocina o limpieza, sea subcontratada y no descarta movilizaciones

A. FUENTE LANGREO.

«Anuncian una gestión pública, pero realmente no lo es». Es la principal crítica que lanza Comisiones Obreras en el Nalón tras el anuncio realizado por la directora del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) del Ministerio de Sanidad, Carmen Balfagón, sobre la fórmula de trabajo futura en el centro Stephen Hawking de Langreo. Balfagón, en su visita a las instalaciones el pasado mes, sí que confirmó que habrá personal público, una plantilla de 89 trabajadores, para la atención directa de los usuarios y que dependerá del Estado, a razón de 1,2 millones de euros al año de gasto. Pero, ¿y el resto? Ésta es la pregunta que se hace la secretaria general de CC OO en la comarca. Esther Barbón afirma que no se puede hablar de un centro público «cuando una parte importante de los futuros trabajadores van a estar subcontratados a través de mercantiles». Se refiere a los empleados de cocina, servicio de limpieza o conserjería, entre otros.

Barbón, de hecho, dijo que se trata de un asunto que va a ser analizado en el seno del sindicato junto con la agrupación de jubilados para determinar si se inicia o no un nuevo calendario de movilizaciones sobre este asunto.

También aludió a la falta de concreción en la fecha de apertura. La directora del Imserso explicó que se debe a un problema en el proceso de adjudicación del equipamiento, que ya se ha resuelto, pero Balfagón no se atrevió a dar un plazo concreto. Una de las empresas que se presentó al concurso -para dotar al centro del equipamiento interior necesario para el servicio, cuantificado en 1,9 millones de euros- ha presentado un recurso en el proceso. La inversión total del complejo llegará a los 13 millones de euros.

El centro tendrá una capacidad, con el servicio de día y habitaciones, superior a los cien usuarios. Parte fundamental de su futuro será la investigación. «Tenemos que apostar por ella, no tendría sentido hacer un centro asistencial que no se desarrollara bajo ese ámbito», dijo, y adelantó que habrá convenio con universidades para «importar y exportar nuestras buenas prácticas».

SOS Ictus también se ha mostrado decepcionada con la falta de fecha de apertura del equipamiento. Ésta es una de las entidades más activas en la exigencia de apertura del centro de Barros. En mayo inició una campaña de recogida de firmas y ya llevan más de 6.000.

Investigación nacional

El Stephen Hawking será un centro de referencia nacional. Balfagón explicaba que contará con una parte muy importante de investigación además de la propia asistencial. Anunció, así, convenios con universidades para avanzar en técnicas de rehabilitación para los enfermos neuronales. El Principado también colaborará en este aspecto a través de la Consejería de Sanidad y de la de Servicios y Derechos Sociales. El representante de SOS Ictus, José Luis Raventós, considera que este campo es fundamental en un equipamiento como éste, haciendo referencia también a los enfermos de Alzheimer, ELA o Parkinson. Enumeró ámbitos que, de momento, no se están afrontando en la región, como es el desarrollo de la robótica aplicada a las lesiones neuronales. «Se trata de un sector que está avanzado mucho y que puede ser de gran ayuda», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos