Cruz Roja de Langreo reclama ayuda ante la actual «depresión social y económica»

Voluntarios y técnicos de Cruz Roja de Langreo en la presentación de los resultados. / JESÚS MANUEL PARDO
Voluntarios y técnicos de Cruz Roja de Langreo en la presentación de los resultados. / JESÚS MANUEL PARDO

Atendieron a casi 3.500 personas en 2017, de las cuales 1.900 recibieron asistencia por falta de comida o porque no podían pagar la renta

A. FUENTE LA FELGUERA.

La presidenta de la asamblea local de Cruz Roja en Langreo fue contundente en sus conclusiones tras facilitar los datos de actuación de 2017. Silvia Martínez detalló que fueron casi 3.500 las personas que tuvieron que recurrir a alguno de los servicios sociales de la entidad. «Vivimos en una comarca que se encuentra azotada por el envejecimiento poblacional, además de encontrarse deprimida social y económicamente», dijo sin tapujos. Por eso, hizo un llamamiento a la población «para que colabore con nosotros» de las diferentes formas que se puede, explicó, como siendo socio, accediendo al programa de voluntariado o incluso comprando lotería.

Martínez, acompañada de un grupo de voluntarios y técnicos profesionales, detalló, por áreas, los ámbitos de actuación que asumieron durante el pasado ejercicio. De este modo, uno de los programa que más personas atendió fue el de atención a la extrema vulnerabilidad. En este apartado, la asamblea atendió a un total de 1.907 vecinos con los distintos planes asistenciales, que comprende la entrega de alimentos a familias (se repartieron un total de sesenta toneladas), material escolar, material de limpieza y lotes infantiles. También se ofrecieron ayudas económicas indispensables para el pago del alquiler, las hipotecas o los servicios básicos.

Otro de los ámbitos de actuación se centró en las mujeres en dificultad social, como víctimas de violencia de género a quienes se les ofreció un servicio de teleasistencia móvil y de actividades de apoyo grupal. Atendieron a un total de 54 personas. Otro colectivo desfavorecido con el que se trabajó fue el de los inmigrantes. En total, hubo 153 usuarios atendidos, ofreciendo acciones de información, asesoramiento legal, acompañamiento o clases de español, entre otros.

En el ámbito de ayuda a drogodependientes, asistieron a 251 personas y otras 75 recibieron orientación para el empleo. Además, trabajaron con casi un centenar de niños de hasta 16 años en un proyecto de inclusión social y prestaron servicio a 718 mayores con los servicios de teleasistencia y ayuda domiciliaria.

Reforma del local

La presidenta de la asamblea agradeció a todas las personas que trabajan en Cruz Roja de Langreo, que suma un total de 65 voluntarios y tiene más de 1.200 socios que aportan su cuota, principal vía de financiación de la entidad.

Martínez también adelantó que uno de los objetivo del actual ejercicio es mejorar el local que tiene la asamblea en Sama, en la calle Leopoldo Fernández Nespral. «Vamos a hacer un esfuerzo para mejorar nuestra sede para así ofrecer un mejor servicio a los usuarios y un mejor ambiente de trabajo para los voluntarios, ya que ahora no tenemos ni calefacción». Se trata de una oficina, dijo, que «tristemente» siempre tiene gente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos