Cuatro detenidos en Turón por reventar una tragaperras

Javier Salor muestra el golpe que le dieron a la puerta del local. /  PARDO
Javier Salor muestra el golpe que le dieron a la puerta del local. / PARDO

Entraron en el bar El Parador de madrugada y fueron arrestados por la Guardia Civil tras una persecución

A. FUENTE MIERES.

Asaltaron el bar El Parador, en La Felguera de Turón, de madrugada. Golpearon la puerta y reventaron la máquina tragaperras. «¡Qué susto cuando nos llamaron de la central de alarmas! Menos mal que esa noche no estábamos en casa, nos encontrábamos en el hospital por mi marido», contó ayer la propietaria del establecimiento, María Antonia San José. La vivienda está encima del local. «Si llego a estar y escucho los ruidos, seguro que hubiera bajado. Igual me hubieran machacado. Pero bueno, al final, solo hubo daños materiales», la puerta y la propia máquina. Los cuatro asaltantes fueron interceptados y detenidos por la Guardia Civil.

Tras recibir la llamada de la central de alarmas, las patrullas de la Compañía de Mieres se coordinaron con el objetivo de cubrir los diferentes puntos por los que pueden salir en choche desde Turón. Una de las dotaciones, que se está desplazando desde el núcleo mierense por la MI-5, observó a la altura de la localidad de La Raíz, en el kilómetro 1,2, un vehículo que circula en sentido a la A-66 al cual se le da el alto a pie de carretera, desobedeciendo éste las ordenes de los agentes a la vez que aceleraba a gran velocidad.

Tras informar a la central del cuerpo de la matrícula y del modelo del turismo, la patrulla realizó un cambio de sentido para iniciar el seguimiento e identificación de sus ocupantes. Al iniciar la marcha en sentido Mieres, los agentes observaron cómo se arroja una bolsa de grandes dimensiones, decidiendo primero identificar a los ocupantes y regresar, después, a por el saco para comprobar su contenido.

Interceptado el vehículo por la patrulla, se solicitó de la central apoyo del resto de agentes para proceder a la identificación de los cuatro ocupantes, observando la ventanilla trasera derecha abierta a pesar de la intensa lluvia, por lo que se presume que la hubieran bajado para haber arrojado la bolsa.

La patrulla de Moreda, que acudió al lugar para apoyar en la identificación, peinó la zona donde anteriormente se le había dado el alto al vehículo, recuperando la bolsa en el lugar indicado por la dotación mierense. Al abrirla, los agentes encontraron unas 300 monedas de un euro, por lo que la Guardia Civil procedió a la detención de los ocupantes del vehículo como supuestos autores de un delito contra el patrimonio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos