Derribar el cuartel en menos de tres meses puntuará en la licitación de los trabajos

El alcalde langreano afirma que «antes de finalizar el verano» comenzará la demolición de la estructura

M. V. LANGREO.

«Después de un largo y tedioso proceso, antes de finalizar el verano podrá comenzar el derribo del viejo cuartel. Una ruina que era una vergüenza para el municipio». Lo confirmaba ayer el alcalde de Langreo, Jesús Sánchez. El próximo miércoles 19 de julio terminará el plazo para que las empresas interesadas en ejecutar los trabajos presenten su propuesta.

La obra tiene un presupuesto de 100.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses. Estos dos aspectos serán los más valorados en el proceso de adjudicación de los trabajos, ya que el Consistorio está interesado en que la obras de derribo y adecuación de la parcela se ejecuten en el menor tiempo posible, cumpliendo con todos los requisitos de seguridad. «Siendo prudentes, esperamos ver la demolición en marcha en agosto», indicó Sánchez.

El Ayuntamiento adjudicará los trabajos, aunque después será Sogepsa, la propietaria de la parcela, la que abonará los costes en tres plazos. Ese es el acuerdo alcanzado por el Consistorio y la sociedad mixta de gestión y promoción de suelo para demoler el edificio, que está en ruina.

En una segunda fase, el Ayuntamiento pretende urbanizar la parcela y señalizarla para su utilización como aparcamiento público y que «nos sirva para aliviar los graves problemas de estacionamiento que tenemos especialmente en Valnalón», agregó el primer edil.

El solar será cedido temporalmente a la administración municipal, que habilitará un estacionamiento mientras que Sogepsa no desarrolle la operación residencial prevista.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos