IU y Somos le despiden echándole en cara que deja a Laviana abandonada

Un momento de la intervención de Castaño, con IU detrás. /   ROMÁN
Un momento de la intervención de Castaño, con IU detrás. / ROMÁN

M. VARELA POLA DE LAVIANA.

Lo que se preveía un pleno tranquilo, de transición terminó por ser conflictivo, y con un enfrentamiento verbal duro entre Adrián Barbón, ejerciendo en ese momento como alcalde, y el portavoz de Somos Unai Castaño. Fue un enfrentamiento causado por la petición de Castaño a Barbón de que pidiese perdón por haber insultado al otro edil de Somos en un Pleno. Barbón lo negó en varias ocasiones, asegurando que fue al revés y que estaba grabado. Pero además, desde Somos se le acusó de tener bloqueado el Ayuntamiento y de tener temas pendientes como «el contrato de servicio de ayuda a domicilio, la moción de estado laico, cobrar tasas a las eléctricas, no dar información del remanente de 2016, la ordenanza de subvenciones, la de terrazas y la de espichas...».

La portavoz de IU Leticia Gil, tampoco derrochó benevolencia con la salida de Barbón. Si bien comenzó deseándole suerte, y le emplazó a «ser el responsable de que la izquierda asturiana pueda llegar a acuerdo que permita no dar la legislatura por perdida», al adentrarse en el ámbito municipal le reprochó «haber abandonado Laviana, nuestras calles, nuestros pueblos». Y enumeró asuntos que Barbón dejó sin hacer como «desbroces, limpieza, patrimonio con peligro de derrumbes, ordenanzas de festejos y ferial sin desarrollar ...».

No fue una marcha tranquila para el secretario general de la FSA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos