Detenidos cuatro jóvenes, uno menor, por robar en 16 locales de hostelería

Es el resultado de la 'Operación Convento'. Se trata de un grupo criminal especializado en este tipo de asaltos que operaba en El Entrego y Sama

MARTA VARELA LANGREO.

Los empresarios hosteleros de los concejos de San Martín del Rey Aurelio y Langreo llevan meses sufriendo robos con demasiada asiduidad. Algunos locales fueron asaltados en varias ocasiones. Es el caso de un restaurante langreano que en dos semanas sufrió tres asaltos, a finales de mayo. Estos robos se perpetraban siguiendo el mismo 'modus operandi'. Los ladrones reventaban puertas o ventanas y asaltaban las máquinas tragaperras y las cajas registradores. También arrasaban, en plena noche, con la recaudación de las máquinas instaladas en las calles menos transitadas.

Ayer, los hosteleros langreanos y samartiniegos cerraron sus negocios con algo más de tranquilidad, ya que la Policía Nacional detuvo a cuatro jóvenes, uno de ellos menor de edad, en el marco de la denominada 'Operación Convento', que investiga robos en diferentes locales asturianos.

En principio, a los cuatro detenidos se les atribuyen 16 delitos, cometidos la mayoría de ellos en la modalidad de robo con fuerza y que fueron perpetrados en locales de hostelería de las localidades de El Entrego, en San Martín del Rey Aurelio, y Sama de Langreo.

Entraban por la fuerza en los locales y se dirigían con rapidez a las máquinas tragaperrasLos arrestados llevaban más de tres meses actuando en los negocios del valle del Nalón

A los detenidos, además de los hechos delictivos, «se les imputará por formar parte de un grupo organizado. Fuentes policiales indicaron que «llevaban operando, al menos, tres meses y tenían organizado el reparto de tareas en los robos para llevarlos a buen término». Las investigaciones policiales apuntan también a que los ladrones habían montado una base de operaciones en la zona. La Policía Nacional ha confirmado que algunos de los integrantes de esta banda llegaron a la cuenca procedentes de distintas zonas costeras asturianas para asentarse, recientemente, en la localidad de El Entrego.

Precisamente, la investigación policial ha arrojado que era en El Entrego donde se reunían, organizaban los atracos y preparaban sus próximos «golpes». Para ello, utilizaban un domicilio que también les servía para esconderse tras la comisión de los mismos.

Con la desarticulación de este tercer grupo criminal se han esclarecido la mayor parte de los robos con fuerza que se han cometido en los locales hosteleros de la comarca del valle del Nalón. Las diligencias policiales practicadas han sido remitidas ahora a la Fiscalía de Menores y a los Juzgados de Instrucción de Guardia de Langreo y San Martín del Rey Aurelio.

El incremento de los robos nocturnos en bares, sidrerías y cafeterías, principalmente en la localidad de El Entrego, fue el detonante de la investigación. Los agentes encargados de seguir la pista al grupo apreciaron, desde el primer momento, muchas similitudes en la metodología empleada para llevar a ejecutar todoslos robos .

Grandes pérdidas

Desde la Policía Nacional advirtieron de la importancia del 'modus operandi' utilizado por los ladrones al cometer los robos para atribuirles estos sucesos. Reventaban los accesos a los locales «empleando una maza o apalancando con una barra de uña las puertas o ventanas de los locales. Actuaban con gran rapidez y, ya en el interior, se dirigían hacia las máquinas tragaperras y las cajas registradoras llevándose la recaudación de las mismas, en ocasiones a base de golpes».

Los hosterelos reclaman ahora penas para los detenidos. «Que no entren por una puerta y salgan por la otra que es lo que nos tememos. Las pérdidas fueron grandes en desperfectos en los locales ya que dejaban las puertas destrozdas», apuntaron los hosteleros asaltados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos