Diez días sin recoger la basura en El Brañillín

Otro depósito de basura, repleto, y con bolsas fuera. /  J. M. PARDO
Otro depósito de basura, repleto, y con bolsas fuera. / J. M. PARDO

Empresarios turísticos, esquiadores habituales y visitantes se quejan de la imagen que ofrece la falta de recogida de residuos en Pajares

ALEJANDRO FUENTE EL BRAÑILLÍN.

El puente festivo de carnaval llenó las pistas de esquí asturianas, sobre todo, la de Valgrande-Pajares, de muchos usuarios y de turistas procedentes de fuera de la región para aprovechar los grandes espesores de nieve y su calidad. Y los encontraron, pero también se llevaron una sorpresa: grandes montañas de residuos y contenedores a rebosar en El Brañillín, la urbanización anexa a la estación lenense. «Nos da igual qué administración es la encargada de mantener esto limpio. El problema es que llevamos diez días sin que se haya recogido la basura y hemos dado una imagen lamentable», se quejan desde la Plataforma en Defensa de la estación.

Desde Asturcentral, la asociación que aglutina a los negocios turísticos de la Montaña Central, fueron más contundentes. «La gente que se hospedaba en los hoteles de la zona no hacía más alabar el paisaje, pero la mayoría se alarmaron de que el paraíso nevado de la estación, junto al Parque Natural de Las Ubiñas, y en plena naturaleza presentara una imagen tan lamentable».

Los contenedores, junto a los edificios de los clubes de esquí estaban más que llenos, con las bolsas acumuladas en el exterior. En la zona de autocaravanas la situación no era mejor. «Queremos que vengan los turistas, pero escenas de este tipo son las que se comentan de boca a oreja y transmiten una mala publicidad», apuntaron representantes de Asturcentral.

Es Cogersa (Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos en Asturias) la entidad encargada de recoger la basura en la urbanización. ¿Cuál es el problema para la falta de servicio? La nieve. «Es la estación invernal quien asume la retirada de la nieve», apunta el concejal de Gestión Ambiental en Lena, Jesús Fernández. «Lo que ocurre es que se acumula junto a los contenedores y los operarios dicen que no pueden recogerla. En este caso, nosotros somos meros intermediarios, y pedimos colaboración para que se pueda retirar la nevada y acceder a los puntos de recogida».

No obstante, en las imágenes se muestran contenedores que tienen fácil acceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos