Exigen la retirada de las torretas de alta tensión de la línea Sama-Velilla

Una torre de la línea. /  ROMÁN
Una torre de la línea. / ROMÁN

IU considera que son «un peligro para las personas y bienes» y el consejero de Industria lamenta que todavía no se hayan desmantelado

MARTA VARELA LANGREO.

Ovidio Zapico, diputado de IU, advirtió ayer en sede parlamentaria, «del peligro para la seguridad de las personas y los bienes que tienen las torres y el cableado de la antigua línea eléctrica Sama-Velilla» y exigió al Gobierno regional más firmeza al exigir al Estado que retire estos elementos de una línea que empezó a instalarse en 1986 y hace más de 14 años que «se sabe que no va a entrar en funcionamiento». También exigió la revisión del trazado.

«Tenemos encima de nuestras cabezas auténticos amasijos de hierros y látigos kilométricos», criticó el diputado durante la comparecencia del consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, a petición de la propia coalición. «Los problemas que pueden ocasionar como no se desmantelen de forma ordenada y rápida pueden ser impredecibles», explicó Zapico, al tiempo que recordó los problemas «que ya dio durante la nevada de febrero una torre en Llorío, Laviana, sin que Red Eléctrica Española (REE) hiciese nada para solucionarlo».

El diputado de IU puso en duda que REE hubiese procedido a la revisión de la red en el Parque Natural de Redes el año pasado, como dijo el consejero. Es más, expresó las dudas de IU de que «nunca se haya hecho nada, salvo emitir informes o hacer alguna reparación».

El consejero de Industria, por su parte, aseguró que «no es admisible ni comprensible» que no se haya procedido ya al desmantelamiento de la línea eléctrica entre Sama y Velilla, una situación que ha llevado al Gobierno asturiano a exigir en distintas ocasiones al Ejecutivo central que lo ejecute cuanto antes. Del mismo modo, dijo sentirse «molesto» con la falta de acción por parte del Estado en esta cuestión.

Zapico también exigió al consejero que diferencie los dos debates, el de la retirada de la línea Sama-Velilla y el del proyecto de construcción de Sama-Velilla porque «vincular la ejecución de la segunda con la retirada de las torres del antiguo trazado, es un chantaje permanente al Gobierno del Principado», dijo Zapico. El diputado añadió que considera «inasumible e intolerable tener de rehenes a los territorios y a los habitantes de Laviana, Caso y Sobrescobio». A reglón seguido, reiteró la urgencia de más acciones por parte del Principado, «no solo por cuestión medioambiental, sino por seguridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos