Facua pide soluciones al colapso de las Urgencias del Nalón que niega Sanidad

La entrada de Urgencias del Hospital Valle del Nalón. / ROMÁN

Los pacientes se quejan de las largas esperas, pero aplauden la atención que reciben por parte de los profesionales sanitarios

MARTA VARELA LANGREO.

Facua-Consumidores en Acción reclama al Gobierno del Principado de Asturias que promueva soluciones urgentes ante la saturación que sufre el servicio de urgencias del hospital Valle del Nalón, así como los desmesurados tiempos de espera que los pacientes deben asumir para recibir tratamientos o tener acceso a los especialistas. Desde Sanidad, niegan este colapso y apuntan «que haya una planta en obras, ha podido derivar en casos puntuales en el ingreso de algún paciente».

Facua ha remitido un escrito a la Consejería de Sanidad alertando de la situación que se vive en el centro y que afecta actualmente a cientos de usuarios. Ellos, llevan años denunciando esta situación. Las quejas son constantes pero se refieren al funcionamiento y gestión del hospital, nunca a los profesionales. Ayer, a las puertas de Urgencias, a la pregunta de si llevaba mucho tiempo esperando, Marcelina Suárez explicaba que «aquí siempre te desesperas, por desgracia vengo más de lo que quisiera porque tengo una persona mayor enferma y sé que cuando tengo que venir pierdo el día entero. Sólo me alivia pensar que cuando nos atienden, aquí están los mejores profesionales. Son todo atención y cariño».

El pasado 27 de junio, Facua ya trasladó por escrito a la consejería su preocupación ante las largas listas de espera que se están detectando, en general, en la sanidad asturiana, lo que se traduce, según indicaron, «en inaceptables retrasos a la hora de obtener cita para consulta o para acceder a pruebas diagnósticas». Sin embargo, más de dos meses después, la asociación sigue sin recibir respuesta a este escrito.

Agravamiento

Ahora, tras detectar un agravamiento de esta situación en el Valle del Nalón, Facua vuelve a poner el foco en su petición a Sanidad para que «promueva, con carácter inmediato, medidas eficaces contra la masificación de las urgencias y las citas médicas». Los usuarios admiten que «hay gente esperando en los pasillos, como ocurrió en verano, porque no había camas libres para realizar ingresos».

La situación no mejora en las consultas externas, donde para ser atendido por un especialista se suele esperar una media de dos meses, aunque los pacientes hablan de retrasos muy superiores. «Para ir al oculista tuve que esperar casi cuatro meses y me dicen que hay gente que espera casi un año», relataba una vecina de El Entrego que ayer pudo acudir a esta cita hospitalaria. La respuesta de Sanidad es que «los tiempos de respuesta y atención son acordes con los de los hospitales de su tamaño y nivel de complejidad».

Fotos

Vídeos