La falta de colaboración condena a la Hermandad de La Probe a desaparecer

La Feria de los Quesos Artesanos que organiza el colectivo.
La Feria de los Quesos Artesanos que organiza el colectivo. / J. M. PARDO

La última oportunidad de salvación estará en una asamblea vecinal convocada para este jueves en La Foz

MARTA VARELA LA FOZ DE MORCÍN.

La Hermandad de La Probe de la Foz de Morcín lanza un SOS para poder continuar con su actividad. La falta de apoyos y de relevo generacional para asumir los cargos de la junta, abocan al colectivo a una posible desaparición que podría consolidarse en menos de 96 horas. La actual directiva de La Hermandad de La Probe está desilusionada con la actual situación.

Esta sensación se acentuó el pasado 29 de junio, cuando en su asamblea anual se había propuesto la renovación de sus miembros, pero entre los presentes, que tampoco eran los esperados, nadie aceptó ningún cargo dentro de la Hermandad. Esta falta de apoyo que supuso la dimisión del presidente yde la junta directiva, quienes remarcaron su decepción de que «una institución que este año cumplirá 60 años de actividad y que ha puesto al pueblo de La Foz en el mapa gracias a sus múltiples eventos festivos y culturales pueda morir por falta de colaboración». A su juicio, esta situación y falta de colaboración «nos condena un poco a todos los vecinos».

El desgaste de los actuales 'hermanos' puede ser reforzado por sus vecinos colaborando con ellos en la organización de los diferentes eventos que se realizan a lo largo del año. Pero ahora, hay una última oportunidad para salvar esta asociación. Quien quiera participar y unirse a la Hermandad podrá hacerlo en una asamblea general extraordinaria, abierta a todos los vecinos, que se celebrará el jueves 6 de julio en el salón de actividades múltiples de la localidad morciniega de La Foz. Se espera que haya mucha asistencia, y, principalmente, implicación de los morciniegos para salvar a esta asociación.

El objetivo principal de esta segunda asamblea es formar una nueva junta directiva de la Hermandad de la Probe, o en su defecto, crear una gestora o comisión eventual que «al menos se ocupe de a organización de los festejos de este año», apuntaron los directivos salientes. Los actuales representantes de la Hermandad creen que debería ser «los comerciantes, hosteleros, cargos institucionales y especialmente a los jóvenes de la parroquia» quienes deben atender a esta llamada de socorro.

Con la desaparición de la Hermandad de la Probe podrían perderse también eventos tan reconocidos en la comarca como son las Fiestas de la Virgen de La Probe y la Feria de los quesos artesanos de Asturianos en septiembre, el Certamen del Afuega´l pitu, el concurso Mundial de Casadielles y las Fiestas de San Antón y de Los Nabos en enero, entre otros eventos.

Temas

Morcín

Fotos

Vídeos