«La familia llevaba años sometida a Raúl»

«Temían que Raúl matara a su hermano o su madre», señala el abogado del presunto homicida de Lantero sobre lo ocurrido en la vivienda familiar

MARTA VARELA / I. GÓMEZ

La titular del juzgado de Instrucción de Laviana ha decretado prisión provisional sin fianza para Felipe Luis Montes Marcos, el autor confeso de los disparos que el pasado jueves acabaron con la vida de su hijo Raúl Montes, de 34 años. La medida se ha hecho pública en torno a las 15.30 horas de este sábado, más de cinco horas después de que entrara en el juzgado para declarar sobre lo ocurrido en la casa familiar de Lantero, en el concejo de San Martín del Rey Aurelio.

En sede judicial, Montes Marcos, que ha sido trasladado al Centro Penitenciario de Asturias, ha expuesto que «el clima de la convivencia familiar estaba muy deteriorado y siempre quiso proteger a su familia del miedo producido por los actos violentos de distinto tipo y sucedidos en el tiempo», según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). Y ya a las puertas del juzgado, su abogado, Jorge Canteli Montes, ha afirmado que «la familia llevaba años sometida a Raúl». Es más. Ha asegurado que la situación «era límite».

El letrado ha expuesto que el jueves, ante el clima de tensión que se vivía en la casa de Lantero, «temían que Raúl matara alguien, a su hermano o su madre», algo que, según ha expuesto, no era la primera vez que se vivía. De hecho, Canteli, quien ha expuesto que para la defensa se sopesarán todas las posibles eximentes, ha señalado que hace cuatro años, el joven «quiso matar a su padre», por lo que la familia lo denunció. Fue la primera vez.

En el año 2013, según ha indicado hoy el TSJA, se dictó una orden de alejamiento que impedía a Raúl Montes acercarse al chalé familiar o a sus moradores. Su vigencia fue de diez meses, por lo que no estaba en vigor el día de los hechos.

Más información

Fotos

Vídeos