Las fiestas de la Virgen de El Carbayu, bajo la losa de la Sociedad de Autores

La SGAE reclama a la organización 6.000 euros por el canon de las orquestas de los últimos cinco años. «Los festejos de 2018 peligran», alertan

A. FUENTE SAMA.

El Carbayu se prepara para celebrar las fiestas en honor a la patrona de Langreo. Serán tres días de actividades que darán comienzo el próximo jueves 7. El día grande será el viernes, cuando se lea el pregón y se oficialice el nombramiento del Langreano de Honor, que este año recae en el club de fútbol Alcázar de Sama, una entidad -explicaba su presidente, Pablo Casado- que suma más de 250 niños de entre los cuatro y los diecinueve años. El programa finalizará el sábado. Son unas fiestas que se celebran bajo la sombra de la SGAE, la Sociedad General de Autores y Editores, que el año pasado reclamó a la sociedad de festejo unos 6.000 euros por las orquestas. «Tenemos que decir que nunca nos opusimos a pagar, pero es que estuvieron cinco años sin acudir y después nos lo han reclamado todo de golpe», explicaba el presidente de la entidad, Julio González.

Desde la junta directiva se aseguraba que esta deuda -que se quiere saldar este mismo ejercicio- ha puesto en aprietos a la entidad. De hecho, hay cambios en los servicios para acudir a las celebraciones. González recordaba que otros años, gracias a un convenio con el Ayuntamiento, había un servicio gratuito de autobuses. «En esta ocasión decidimos quedarnos con el dinero y cobrar 1,5 euros por cada viaje», señalaba.

¿Cómo se genera la deuda? La SGAE, explicaba la junta, ya cobra una cantidad del canon a las orquestas que actúan en las fiestas, pero a su vez, las sociedades de festejos abonan un 7% añadido. «Se da la circunstancia de que abonamos el 21% del IVA por la orquesta y también por el pago a los autores, lo que implica que se pague dos veces el impuesto o, al menos, parte de él», se quejaban.

Uno de los más críticos con la situación generada por la SGAE fue el alcalde, Jesús Sánchez (IU). «Ahora mismo, con las exigencias que se están haciendo, hay muchos festejos, los más tradicionales, que están tambaleándose; hay que reflexionar sobre esta situación y buscar soluciones, que hagan compatibles los derechos de los autores y de las sociedades de festejos».

«Es difícil compaginar derechos, pero creo que en el próximo año habrá serios problemas para organizar algunas fiestas; y no sé si eso le interesa a la SGAE, que el apretar tanto acabe con quien genera los medios económicos», afirmaba el regidor. González indicó que el programa, de hecho, se ha visto mermado en actuaciones.

Fotos

Vídeos