El fiscal denuncia al alcalde de Aller por las obras para una pista forestal

El fiscal denuncia al alcalde de Aller por las obras para una pista forestal
J. M. PARDO

Plantea presuntos delitos de prevaricación urbanística y contra la ordenación del territorio en la tramitación de las obras llevadas a cabo entre Llananzales y el puerto de Piedrafita

EFEOviedo

La Fiscalía ha denunciado al alcalde de Aller, David Moreno, por los presuntos delitos de prevaricación urbanística y contra la ordenación del territorio en la tramitación de las obras llevadas a cabo entre la localidad de Llananzales y el puerto de Piedrafita para convertir una senda en una pista forestal. La denuncia había sido interpuesta en agosto de 2016 por la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies y el Ministerio Público ha encontrado indicios razonables de delito en la actuación del alcalde y del entonces concejal de Ganadería del consistorio allerano.

Además, la Fiscalía denuncia también a los funcionarios autonómicos que puedan ser responsables de los hechos a partir del resultado de la instrucción que realice el juzgado de Aller.

Según la Coordinadora, las obras se llevaron a cabo en un tramo de nueve kilómetros de una zona de alto valor natural propuesta como Lugar de Interés Comunitario y supusieron la apertura de una caja «excesiva» de pista en dónde no existía de forma que en varias zonas la anchura supera los 7 metros) tras la tala indiscriminada de arbolado.

Además, aseguran que no existió proyecto técnico de obras, que estas carecían de licencia urbanística municipal y que no se siguió el trámite, ni se obtuvo autorización ambiental a pesar de afectar a una Zona de Especial Conservación ni se solicitó la precetiva autorización previa de la CUOTA.

Por su parte, la Confederación Hidrográfica ha constatado la realización y afecciones al dominio público sin haber obtenido autorización por lo que ha abierto un expediente sancionador.

Según los ecologistas, la certificación expedida por el interventor municipal en mayo de 2017 constata que se efectuó un pago a una persona no identificada, previa aprobación por la Alcaldía, de una factura por importe de 5.082 euros en concepto de «días de obrero palista» en la obra «pista Llananzanes-Piedrafita».

El alcalde de Aller fue juzgado la pasado semana por otra causa en la que se enfrenta a diez años de inhabilitación por prevaricación por la presunta concesión de ayudas públicas a la Asociación para la Enseñanza y Promoción del Deporte de forma irregular y sin llevar a cabo las convocatorias públicas.

Moreno sigue al frente de la Alcaldía con el apoyo de cinco concejales no adscritos que, al igual que él, abandonaron el PSOE el pasado mes de abril después de que el partido exigiese la dimisión del regidor para cumplir con el código ético de los socialistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos