Un frente en defensa de la minería

El alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, y Felipe Burón, presidente de la Asociación Santa Bárbara, en la ofrenda. / J. C. ROMÁN
El alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, y Felipe Burón, presidente de la Asociación Santa Bárbara, en la ofrenda. / J. C. ROMÁN

La ofrenda floral a los trabajadores fallecidos en Mieres se convirtió en una reivindicación del carbón autóctono para mantener el sector

MARTA VARELA MIERES.

«Nunca nos regalaron nada y ahora nos lo quieren quitar todo». El alcalde de Mieres Aníbal Vázquez sacó ayer su faceta más combativa para defender a la minería durante la ofrenda floral al monumento a los mineros fallecidos. Fue un evento organizado por la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara en el día de su patrona.

El regidor mierense, de IU, explicó ante las decenas de personas que acudieron a este homenaje, la necesidad de crear «un frente en defensa de la minería, no es normal que todo el mundo diga que apoya a nuestro carbón y se continúe con su cierre». Vázquez recordó que en cada casa de las Cuencas hay el recuerdo de un familiar o un amigo muerto en las minas e indicó que «esto hace que veamos como una inmoralidad que nos digan que se necesita carbón para las térmicas y no sean capaces de decir que ese carbón tenga que ser autóctono».

El alcalde matizó que en las cuencas mineras vive mucha gente y que «no se puede permitir que nos aboquen al despoblamiento por la falta de empleo. Los gobiernos tienen que ser conscientes de que deben ayudar al carbón para darnos un futuro, que no es tirar el dinero». No faltaron también las críticas a la posición de Iberdrola en el cierre de las térmicas de Lada y Velilla. Asistieron representantes políticos de los municipios del Caudal, con sus respectivos alcaldes a la cabeza, sindicalistas, el secretario general de la FSA -Adrián Barbón-, el diputado de Podemos y candidato Héctor Piernavieja así como representantes vecinales.

Fue un homenaje que se convirtió en un apoyo explícito al futuro del carbón autóctono. Así lo expresó Barbón: «tenemos que hacer una apuesta por el carbón nacional, es un problema de voluntad política de quien no quiere avanzar en una reserva estratégica del nacional ligada a ser garantía de suministro y complemento de futuro de las fuentes renovables». En la mente de muchos está el 2018, año crucial para el sector. Los sindicatos pidieron transparencia en las negociaciones con Bruselas.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos