El fuerte viento impide esquiar en la estación de Pajares el primer día del año

M. VARELA FUENTES DE INVIERNO.

La entrada del nuevo año no ha sido buena para las estaciones invernales de Valgrande-Pajares y San Isidro. Mientras la dirección del enclave asturiano advertía de la imposibilidad de practicar el deporte blanco ante el fuerte viento, a pesar de contar con nieve, en la estación leonesa de San Isidro se puso a disposición de los usuarios los sectores de Cebolledo y Requejines y la parte de debutantes de Riopinos; esto es, unos catorce kilómetros esquiables. Sin embargo, los problemas meteorológicos recomendaron cerrar la estación a los pocos minutos de su apertura, lo que produjo varias reclamaciones de usuarios que habían adquirido el abono diario y no pudieron disfrutar de la nieve. Más suerte tuvieron los esquiadores que eligieron la estación allerana de Fuentes de Invierno, donde sí pudieron disfrutar de los 6,5 kilómetros esquiables que se pusieron a su disposición a partir de la una de la tarde. Por otro lado, las estaciones asturianas ya se encuentran ultimando sus cabalgatas para la tarde de Reyes. Además, los dos enclaves tienen previsto abrir esta jornada sus puertas con una oferta conjunta aproximada de veinticinco kilómetros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos