La Fundación Marino Gutiérrez Suárez premia a Víctor Manuel

Sagrario Fernández Ariznavarreta preside el patronato de la Fundación Marino Gutiérrez Suárez. /  PARDO
Sagrario Fernández Ariznavarreta preside el patronato de la Fundación Marino Gutiérrez Suárez. / PARDO

La entidad también reconoce la labor de la Asociación Delfos de Amigos del Deporte, a El Cencerru de Valdesoto y a Autobuses de Langreo

ALEJANDRO FUENTE LA FELGUERA.

«Por su gran vinculación y enraizamiento con su tierra natal, siendo uno de los mejores embajadores de Asturias, y por ser creador e intérprete de composiciones que han cautivado a varias generaciones y que se han convertido en auténticos himnos populares». Estos son los motivos por los que el pleno del patronato de la Fundación Marino Gutiérrez Suárez, presidido por Sagrario Fernández Ariznavarreta, concedió ayer el Premio Especial de la entidad al cantante mierense Víctor Manuel San José Sánchez.

El acto de entrega de estas distinciones está previsto para el último viernes de febrero de 2018 -día 23-, a partir de las siete de la tarde, en el Nuevo Teatro de La Felguera. Se trata de una ceremonia en la que la fundación -que cumple veinte años- reconoce también la labor de otras personas e instituciones de la comarca del Nalón y de la región.

De este modo, el jurado encargado del fallar el Premio a los Valores Humanos y Bienestar Social decidió por unanimidad otorgar el reconocimiento a la Asociación Delfos Amigos del Deporte, entidad que precisamente hizo entrega de sus galardones anuales el viernes, tras inaugurar su jardín junto al centro deportivo Juan Carlos Beiro de La Felguera. Sus miembros destacan que este colectivo «supone un caso excepcional de idealismo y superación, siendo un paradigma perfecto del trabajo con niños para fomentar los valores sanos del deporte, como la solidaridad, el compañerismo o el cuidado de la salud que, inculcados desde la infancia, se hacen más fuertes y sólidos en la persona, además de ayudar la autoestima personal».

El Premio Verdes Valles Mineros Asturianos recayó en la Asociación pola recuperación de sidros y comedies El Cencerru de Valdesoto, en Siero. El jurado valoró «su trabajo como una manifestación de la cultura tradicional asturiana que representa una singularidad propia dentro del espectro conocido como 'mazcaraes d'inviernu».

Asimismo, la fundación falló su Premio a la Creación, Promoción y Desarrollo. En esta edición, ha ido a parar a la empresa Autobuses de Langreo «por su contribución al fortalecimiento de la zona, efectuando el transporte y facilitando las comunicaciones del valle».

La fundación anunció que este año, por cumplirse veinte años de trabajo, se va a celebrar una misa el 29 de diciembre en la iglesia de La Felguera, en recuerdo de los fallecidos de la entidad, tanto las personas que han sido miembros de los diferentes jurados como colaboradores.

Fotos

Vídeos