Los ganaderos de Caso afirman que el lobo mató más de 200 reses en Redes

Una de las ovejas hallada muerta en la mañana del domingo cerca del pueblo de Orlé.
Una de las ovejas hallada muerta en la mañana del domingo cerca del pueblo de Orlé. / M. V.

Alertan de que «campa a sus anchas, muy cerca de los pueblos», y aseguran que en los últimos días los ataques se han intensificado en Orlé

MARTA VARELA CASO.

«Los lobos campan a sus anchas, principalmente durante la noche, muy cerca de los pueblos de Caso». Es el testimonio de los ganaderos de este concejo que alertan de que los ataques a sus cabezas de ganado «se han intensificado en Orlé durante los últimos días». A escasos metros de las viviendas de esta población encontraron el pasado lunes una oveja muerta y otras dos con mordiscos muy graves, que fallecieron días más tarde. En la noche del pasado sábado, aparecieron muertas otras dos. Fueron encontradas el domingo por la mañana por su propietario, muy cerca de su casa. Los ganaderos comentaron que hace varios días también se produjo un ataque cerca de Pendones, «allí el resultado fue una xata con mordeduras graves, que aún puede fallecer».

Los vecinos de los pueblos de Caso llevan más de un año denunciando la cercanía del cánido a enclaves poblados y sus constantes ataques a la mermada cabaña ganadera casina. Y critican que «por el momento no se hace nada». Recuerdan que en varias ocasiones han sido avistados ejemplares por las calles de alguno de los pueblos del municipio y los lobos han entrado, incluso, en cercado anexos a casa habitadas.

Ganaderos y vecinos explican también que en la zona conocida como El Piqueru cerca del pueblo de Orlé, hay una «manada de aproximadamente unos doce lobos desde hace tiempo y son los que bajan a cazar por los pueblos de alrededor». Afirman además que «los trabajadores de la administración son conocedores de esta situación». Los propios ganaderos son incapaces de cuantificar con exactitud cuántas reses han sufrido el ataque de los lobos en lo que va de añopero, a grosso modo, aseguran que «sobrepasan los dos centenares». Reconocen que muchos de estos ataques no son denunciados, porque «para lo que nos pagan, a veces, pierdes más tiempo en papeleo». Y, ante esta situación, prevén que la cifra irá aumentando porque «cada semana los lobos tienen que comer y nuestras reses están muy a mano. En cuanto te descuidas, matan», comentan.

Por ello, reclaman, como ya lo hicieron más de doscientas personas en Campo de Caso durante la concentración del pasado 19 de abril, el cumplimiento del plan del lobo porque «no se cumple con las cuotas de sacrificio que se fijaron». Piden además que se optimice el sistema de cobro de los daños para apoyar al sector.

Fotos

Vídeos