Los ganaderos reivindican en la fiesta de Puerto Pinos la apertura de Casa Mieres

Un momento de la misa campestre celebrada en el Puerto Pinos, en San Emiliano. / JESÚS M. PARDO

El edil de Medio Rural confía en contar con un fallo judicial a su favor para abrir el refugio tras la denuncia presentada por vecinos de Babia

A. FUENTE PUERTO PINOS.

El Ayuntamiento de Mieres celebró ayer la tradicional fiesta ganadera en el Puerto Pinos, un enclave propiedad del municipio asturiano que se encuentra dentro del territorio leonés, en San Emiliano. A pesar del mal tiempo, se sirvieron más de sesenta comidas de cabritu a la caldereta y, según confirmó el edil de Obras, Limpieza y Medio Rural, la Casa Mieres estuvo abierta, «porque ahora mismo no hay orden judicial que nos obligue a lo contrario». El problema es otro, continuaba Jesús Armando Vila. Y es que la disputa judicial -emprendida por un grupo de vecinos de San Emiliano- «aún no se ha resuelto, por lo que nadie se atreve a contratar la gestión de este albergue hasta que se solucione de forma definitiva».

El problema viene de lejos. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) estimó en junio del año pasado el recurso presentado por el Ayuntamiento de Mieres contra las medidas cautelares impuestas en 2015 que obligaron a cerrar las instalaciones de Casa de Mieres. El albergue contaba con la preceptiva licencia otorgada por el Ayuntamiento de San Emiliano. El problema entonces fue que la persona que estaba interesada en asumir la gestión de recinto renunció ante la inseguridad que genera una situación sin un fallo definitivo. «Y es una pena, porque se trata de un servicio que hace falta a los ganaderos que suben a este puerto», apuntaba el edil tras la comida.

El colectivo Montaña de Babia y Luna interpuso la demanda contra este uso que hace el Ayuntamiento de Mieres. Esta agrupación considera que el Consistorio asturiano invade las competencias administrativas en otro municipio como es el leonés. «Esperamos que este asunto judicial pueda estar ya resuelto para el año que viene, pero se ve que hay asuntos que no corren prisa para la justicia», señalaba Vila en referencia a esa inseguridad para la contratación de la gestión de Casa Mieres. Políticamente, no hay problema entre los dos ayuntamientos.

En la fiesta de ayer, además del regidor mierense, Aníbal Vázquez, estuvo también el de San Emiliano, Basilio Baltasar Barriada Álvarez del PSOE.

La fiesta también sirvió para rendir homenaje al párroco que siempre sube hasta el puerto para oficiar la misa campestre, Nicanor López Brugos, de la parroquia de San Juan de Mieres. Los asistentes le hicieron entrega de una placa conmemorativa.

Temas

Mieres

Fotos

Vídeos