«Ganó el Adif, ganó el gigante»

«Ganó el Adif, ganó el gigante»
El ganadero lenense Raúl López delante de la cuadra que Adif derribará el próximo lunes. / J. M. PARDO

Ocupa la finca de un ganadero de Campomanes como vertedero para la variante

ALEJANDRO FUENTE CAMPOMANES (LENA).

En esta ocasión no hubo protesta ciudadana; no hubo rebeldía de los propietarios al ver cómo se les arrebata una propiedad que era básica para su forma de vida, para la cría de ganado; no había esperanza de detenerlos. «Llegó el personal del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) con muy malas formas; ocuparon la finca -que se ha expropiado para convertirla en un vertedero de las obras de la variante ferroviaria- de manera muy agresiva cuando ya no había oposición. Y nos arrebatan parte de nuestra forma de vida, donde yo criaba a mis terneros». Raúl López Álvarez acudía, ayer por la tarde, al terreno de poco más de 500 metros cuadrados que ya no es de su propiedad.

En el rostro y en su tono de voz se adivina su estado de ánimo. «Ganó el Adif, siempre ganan ellos, los grandes, no hay opción de defensa posible. Hacen lo que quieren y no nos podemos negar», decía mientras inspeccionaba lo que puede salvar del establo de Campomanes, en el concejo de Lena. Los técnicos del Adif ocuparon el pequeño terreno en la mañana del miércoles.

Con nueve guardias civiles

«No llegaron solos; con ellos acudieron nueve guardias civiles, nueve, con muy malos modos. Nos decían que nos teníamos ir y punto, sin dar alternativa alguna para el ganado que teníamos». Allí, el ganadero cría sus reses desde hace más de treinta años, porque además de ganadero es carnicero en Pola de Lena. «Dicen que tenemos que seguir viviendo en el mundo rural, que tenemos que quedarnos, generar actividad; todo para que no desaparezca la vida en los pueblos. Pero nadie nos defiende, nadie señala que este forma de ganarse la vida, la ganadera, es importante para esta zona de la región», criticó el afectado quien llevaba «mucho tiempo» litigando contra la expropiación.

El ganadero explica que no es la primera vez que le expropian una parcela para ejecutar las obras de la alta velocidad ferroviaria a su paso por el concejo. Pero se queja de la importancia que tiene para su economía familiar este terreno, que no es esencial para la ejecución de la obra del trazado de tren. «Esta finca no les hace falta porque no es necesaria para el trayecto, es solo para depositar el estéril, para hacer un vertedero, y podrían elegir otra ubicación. Pero alegan que esta superficie les viene mejor, más cerca de carretera». Asegura que el daño que hace a su negocio es «enorme». «Solo me dicen que lo ordenan desde Madrid y punto. El sentimiento de impotencia es inmenso».

8.000 euros de indemnización

El primer intento de ocupación de su propiedad fue el pasado mes de enero. Acudieron también con la intención de derribar el corral del ganado. Un defecto de forma y la concentración vecinal frenaron la expropiación. «No quiero el dinero que me dan, que son algo más de 8.000 euros. ¿Qué hago con esa cantidad? No tengo ni para los cierres de una nueva finca para el ganado. Tengo dificultad para su traslado por las restricciones normativas y nadie me ofrece una alternativa ni solución. A nadie le importan los terneros, simplemente, que tengo que sacarlos de ahí porque el lunes, sin más dilaciones, van a entrar con las máquinas para derribar la cuadra».

La familia del ganadero está también desconsolada. «Hemos peleado lo que hemos podido por lo que considerábamos justo; pero hasta los abogados nos decían que no gastáramos más esfuerzos ni dinero», decía la hija, Irene. «Nadie sabe todo lo que estamos padeciendo los vecinos de Campomanes por la ejecución de estas obras», lamentó.

Temas

Adif , Lena

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos