Los geólogos dicen que el argayo de Caso precisa de una actuación profunda

Los operarios trabajan para llegar a la parte alta de la roca caída en Anzó. / Damián Arienza
Los operarios trabajan para llegar a la parte alta de la roca caída en Anzó. / Damián Arienza

El Principado garantiza que los vecinos cuentan con los servicios de emergencias ante eventualidades mientras la carretera esté cortada

A. FUENTE ANZÓ (SOBRESCOBIO).

Las labores se centraban ayer en el inicio del saneamiento de la pared de roca de Anzó, en Sobrescobio. Y esta actuación se tiene que realizar «en profundidad». Así lo ha determinado un grupo de geólogos de la Universidad de Oviedo que visitó ayer la zona. «Es mejor hacer las cosas bien que abrir el paso mal y corriendo», señalaba el alcalde de Caso, Miguel Ángel Fernández Iglesias. De hecho, son labores que se están realizando con especial precaución porque la vertical -de unos cincuenta metros de altura- amenaza con volver a argayar en cualquier momento y complicar, aún más, las labores de limpieza de la principal carretera de conexión del concejo, el corredor del Nalón.

Los operarios aprovechan el material desprendido el pasado jueves para construir el talud con el que poder llegar, con la excavadora, a lo más alto de la roca que amenaza con caer. Ayer aún quedaba un trozo, ya que el brazo mecánico sube a los 30 metros.

El tiempo, por lo menos, dio algo de tregua y se pudo avanzar un poco más en los trabajos. No obstante, sigue sin haber fecha prevista para la apertura de la calzada, una situación que provoca el desánimo de los vecinos que se encuentran casi aislados, ya que solo cuentan con la carretera de la Collada de Arnicio -hasta Infiesto- o el Puerto de Tarna.

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se refirió ayer en Mieres a la situación que vive Caso donde dijo que «continúan trabajando y se exploraron todas las posibilidades, pero seguimos con una con actuación intensa dentro de lo complicado que es la situación», en referencia a la nieve caída en las últimas jornadas que también complicaron las comunicaciones del municipio con el resto de la región. No obstante, el responsable regional lanzó un mensaje tranquilizador a la ciudadanía casina al garantizar que ante posibles eventualidades de emergencia «tenemos una presencia permanente de bomberos en el Parque de Caso así como una ambulancia cuatro por cuatro», que podría circular sin problema por la complicada carretera de Arnicio.

«Estamos todos muy pendientes para que, ante cualquier tipo de incidencia que hubiera mientras dure este corte, poder prestar los servicios necesarios a los vecinos en condiciones», aseguró. El responsable regional indicó que el Principado se encuentra «en permanente contacto con el alcalde» e indicó también que «se puede ver cómo los trabajos avanzan a buen ritmo».

Vacaciones adelantadas

El argayo sobre el corredor del Nalón (AS-117) está afectando a todos los servicios, como son el transporte y el reparto de todo tipo de material y medicinas que requieren los pueblos casinos. También afecta a los estudiantes de Secundaria que viven en el municipio y que tenían que acudir a su centro, ubicado en Laviana. Los chavales han adelantado unos días las vacaciones -ante la proximidad de la Semana Santa- ya que el viaje por Arnicio supondría dedicar unas cuatro horas en el trayecto de ida y vuelta y se han quedado sin transporte.

Este lunes se desvaneció la posibilidad de habilitar un puente temporal, una medida que fue analizada por efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) tras analizar el terreno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos