El Gobierno central sigue sin dar fechas para las barreras antirruido de Mieres

Tampoco hay plazos para los enlaces de la N-630 a Cardeo, Loredo-Baiña y el polígono La Fábrica. Las dos actuaciones están prometidas desde 2011

MARTA VARELA MIERES.

Continuar esperando. Es lo que le queda al concejo de Mieres en cuanto a dos de los proyectos más esperados y que, a pesar de estar comprometidos desde hace siete años, aún no tienen fecha de inicio. Son la instalación de barreras antirruido en la autopista A-66, que conecta Oviedo con León y que se encuentra muy próxima al casco urbano mierense, y los enlaces desde la N-630 a Cardeo, Loredo-Baiña y el polígono La Fábrica.

El alcalde, Aníbal Vázquez (IU), recordó ayer que, en marzo, envió una carta al Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, pidiéndole información sobre estas actuaciones anunciadas desde 2011, en la que le mostraba «la preocupación e indignación» del gobierno local por estos retrasos.

Ahora ha recibido respuesta a este escrito, que firma Jorge Urrecho, director general de Carreteras, dependiente de Fomento. En la misiva, según el primer edil, «el ministerio no ofrece ningún plazo concreto para estos proyectos y se limita a señalar que las barreras antirruido estarán incluidas en un Plan de Acción contra el Ruido que aún está pendiente de aprobación y que será el que defina y estudie las iniciativas que se llevarán a cabo». En definitiva, el ejecutivo mierense insiste en que se sigue aplazando esta medida, muy demandada por el Ayuntamiento y el movimiento vecinal de Mieres desde hace años.

«Es una tomadura de pelo. El Ejecutivo del PP solo nos vende humo», se queja el alcalde

En cuanto a los enlaces de la N-630, el director general tampoco ofrece fechas. Tan solo se limita a señalar que están incluidos en una partida presupuestaria global. Ni un plazo, solo inconcreciones.

Para el gobierno local, la respuesta del Ministerio de Fomento es «una tomadura de pelo» y demuestra que «el reloj del tiempo se ha parado para las inversiones del Gobierno de Rajoy en Mieres». «Las barreras antirruido -añadió- ya fueron incluidas como actuaciones urgentes por Fomento en 2011 y el portavoz del PP de Mieres las anunció a bombo y platillo el año pasado», apuntó el equipo de gobierno, que emplazó a los populares del concejo a que cumplan la palabra dada y defiendan a los vecinos de Mieres ante su partido.

«Hace siete años, Fomento anunció que las actuaciones para garantizar la seguridad de los enlaces de Cardeo, Loredo-Baíña y Fábrica de Mieres eran inminentes, porque ya tenía el proyecto y siete años más tarde sigue sin haber plazos», lamenta, extrañado, el equipo de gobierno mierense, que constata una vez más que «los compromisos del PP para el municipio se resumen en venta de humo».

Los vecinos, apoyados por sus diferentes gobiernos, llevan reclamando, al menos desde 2005, la instalación de barreras antirruido en la A-66, un proyecto que no acaba de fraguar, pero que lo tienen presente a diario decenas de residentes que sufren en sus casas los ruidos de dicha autopista.

En 2013, se anunciaba desde Fomento la construcción de tres rotondas para mejorar la seguridad en los accesos a los polígonos industriales de Mieres, desde la N-630. El proyecto tampoco se ha materializado.

Por ello, el gobierno municipal mierense considera que el Ministerio de Fomento sigue demostrando «una total falta de compromiso con el concejo de Mieres al retrasar actuaciones que ya fueron anunciadas hace siete años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos