La Guardia Civil confirma que el cuerpo aparecido en Puerto es el de Pilar Vigil

La familia muestra su agradecimiento a todos los que participaron en la búsqueda de esta vecina durante más de siete días

M. VARELA LANGREO.

Todos los indicios hacen presuponer que Pilar Vigil, de 79 años, no pudo superar la depresión que sufría y que el pasado 1 de diciembre se arrojó voluntariamente a las aguas del río Nalón, a su paso por el acceso al polígono industrial de Riaño II, en Langreo. Ayer, la Guardia Civil confirmaba a la familia que el cuerpo aparecido en la mañana del martes en una canal de la central hidroeléctrica de Puerto, en Las Caldas (Oviedo) era el suyo. Ahora falta la identificación legal imprescindible para proceder al sepelio, que la familia tiene intención de realizarlo en la intimidad.

Fuentes familiares apuntaron que tanto las características del cuerpo, como la ropa que llevaba y una alianza que nunca se quitaba, fueron claves para que no hubiese lugar a dudas de la identidad del cuerpo. Ayer recibieron la confirmación. Según la familia, «el cuerpo no estaba en mal estado» a pesar de que recorrió en torno a 24 kilómetros hasta quedar atrapado en las compuertas.

A pesar de su dolor, sus hijos quisieron agradecer ayer a voluntarios, fuerzas de seguridad y 112 su implicación en la búsqueda de su madre. Pilar Vigil desapareció en la tarde del viernes día 1 cuando cogió un taxi que la dejó en las cercanías del río Nalón en Riaño.

Su hijo formuló la denuncia el sábado y, de inmediato, se organizó su búsqueda centrándose en el cauce del río. El mal tiempo y la crecida del río Nalón impidieron a los voluntarios seguir con el rastreo una semana después de su desaparición. Muchos de estos voluntarios también quisieron ensalzar la labor de los hijos porque «ningún día dejaron de venir a ayudar y a darnos su apoyo», dijeron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos