Hoteles y restaurantes del Caudal, llenos por la llegada de la Vuelta al L'Angliru

Un baile medieval en las calles de La Ará, durante el segundo mercado temático. / JESÚS MANUEL PARDO
Un baile medieval en las calles de La Ará, durante el segundo mercado temático. / JESÚS MANUEL PARDO

A la espera de que el pelotón suba el sábado a la mítica cima, Riosa se vuelca con el segundo mercado medieval celebrado en La Ará

ALEJANDRO FUENTE LA ARÁ (RIOSA).

En la entrada de La Ará, la carretera está recién parcheada para que los ciclistas no sufran el mal estado de la calzada que han tenido que soportar los propios vecinos. Y los pocos locales hoteleros que hay en la zona, tanto en Riosa como en Morcín, el concejo vecino están llenos. «Es que en nuestro municipio tenemos poca capacidad hotelera», admitía ayer la alcaldesa riosana, Ana Díaz (IU). «Pero se trata de una iniciativa que ha traído el beneficio a toda la comarca de la Montaña Central», apuntaba la regidora. La etapa reina de la prueba ciclista tiene su final en la mítica cima el próximo sábado, día 9.

Así lo atestiguan los muchos carteles que hay a la entrada del municipio después de atravesar La Foz de Morcín. «Ese fin de semana se septiembre -apuntaba Luis Núñez, de la asociación de empresas turísticas de la Montaña Central, Asturcentral- estamos al completo en la comarca; hay llenazo». Es algo que destacaba la mandataria local: «La llegada a Riosa está beneficiando a todos los municipios de la cuenca del Caudal».

La prueba deportiva está, así, alargando una temporada estival en la zona, que ha sido «muy buena», según las palabras de Núñez. Indicaba que julio comenzó siendo un poco flojo al principio, «pero se llegó a ocupar el 75% de la capacidad de la comarca». Agosto fue todavía mejor, con un 90% de ocupación. ¿Cuál es el cliente tipo de esta cuenca? «Es gente que busca nuestro 'veroño', sobre todo visitantes del Levante, como Valencia o Alicante y otras zonas cálidas de la península, como puede ser Andalucía. Y también Madrid. Se trata de una clientela que huye del calor y que busca el clima templado del Cantábrico; cada vez hay más personas que lo eligen», aseguró Núñez.

Por su parte, la sociedad civil riosana sigue impulsando su municipio. Lo hizo ayer con la celebración del segundo mercado medieval organizado por la Asociación de Vecinos del concejo. Todas las casas se encontraban engalanadas para la ocasión y, desde bien temprano por la mañana, las calles de La Ará estaban repletas de visitantes que acudían a ver los productos de los más de cuarenta puestos artesanos. También hubo pasacalles -amenizado por una delegación de los Exconsuraos de Llanera-, viajes en carro tirado por burro para los más pequeños y diversas actividades durante toda la jornada.

«La verdad es que estamos muy satisfechos con el resultado del trabajo que durante más de tres meses han realizado los componentes de la asociación», destacaba su presidenta, Marián Suárez. La alcaldesa quiso resaltar la labor «desinteresada» de esta agrupación, que trabaja «solo por dinamizar el concejo, sin llevarse nada a cambio. De hecho, la organización no cobra a la artesanos por acudir al evento; «solo les pedimos uno de sus productos para hacer una cates que sortearemos al final del día».

Fotos

Vídeos