Hunosa dará calor y agua caliente a 248 casas y dos centros escolares de Mieres

La hullera logra una ayuda europea de medio millón de euros para desarrollar una red de calor por geotermia obtenida del agua del Pozo Barredo

MARTA VARELA MIERES.

A través del agua del Pozo Barredo, Hunosa ofrece servicio de calefacción y climatización al campus universitario, al Hospital Álvarez-Buylla y a la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN) en el municipio mierense. Ahora, la hullera expandirá su sistema energético de geotermia a dos centros escolares -la Escuela Politécnica de Mieres y el Instituto de Educación Secundaria Bernaldo de Quirós- y a 248 viviendas de la zona del Vasco-Mayacina.

La empresa pública ha logrado una subvención de 503.125 euros del Principado de Asturias, cofinanciada por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), para desarrollar una red de calor obtenida del agua de esta mina. Este sistema de climatización producirá energía térmica en unas instalaciones centralizadas en Barredo y la distribuirá hasta los usuarios finales se hará mediante un sistema de tuberías que utilizará una fuente de energía renovable, económicamente competitiva y que no tiene repercusiones contra el medio ambiente.

EL PROYECTO

La ayuda
Está destinada a favorecer el paso a una economía baja en carbono. La dotación de la subvención es de 503.125 euros.
El proyecto
Una red de calor, utilizando la geotermia obtenida del agua de mina del Pozo Barredos de Mieres.
Beneficiados
Las 248 viviendas del Vasco-Mayacina y los centros escolares IES Bernaldo de Quirós y la Escuela Politécnica.

La extracción del agua se llevará a cabo en el Pozo Barredo. Así, esta explotación, clave en la historia de la energía del carbón, volverá a serlo de nuevo con otra energía de la mina, el agua. La central de geotermia tendrá dos bombas de calor de alta temperatura para proporcionar a los usuarios una potencia de 2 megawatios.

El sistema de geotermia se instalará manteniendo los de calefacción que están equipados en los edificios. De esta forma, se asegura la garantía de suministro, las condiciones de confort actuales y la optimización del servicio, suprimiendo derroches.

El proyecto desarrollará un intercambiador de calor de tipo tubular, fabricado en acero inoxidable, que se localizará en el castillete del Pozo Barredo. El diseño de la red permitirá abastecer de calefacción y agua caliente sanitaria, total o parcialmente en función del tipo de consumidor. Constará de tres circuitos, dos de ellos de alta temperatura que proporcionarán calefacción a la Escuela Politécnica y al IES Bernaldo de Quirós, que cuentan con un sistema de calefacción basado en radiadores, mientras que el tercero, de baja temperatura, suministrará calefacción al sistema de suelo radiante de las 248 viviendas del Vasco-Mayacina y precalentará el agua sanitaria. Cada uno de los circuitos de distribución entregará la energía necesaria, para el sistema de calefacción y agua, a través de subestaciones hidráulicas instaladas en los respectivos puntos de consumo. La subvención, la mayor de esta convocatoria, está destinada a empresas que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en todos los sectores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos