Hunosa elude su responsabilidad en las grietas de las viviendas de Boo

Una de las viviendas de Boo, afectada por las grietas. / J. M. P.

La hullera afirma que hay informes que achacan los problemas en las casas al deslizamiento de una ladera, y no a la actividad minera

A. FUENTE BOO (ALLER).

Hunosa reiteró ayer su postura con el origen de las grietas en viviendas en Boo, población allerana que achaca estas deficiencias a las antiguas explotaciones mineras. A través de un comunicado, la hullera pública rechaza ser responsable de los daños que presentan varias casas sean de índole técnico, «ya que los informes recabados por la compañía y elaborados por investigadores de varias universidades (Oviedo, Vigo) y empresas especializadas durante los últimos años señalan claramente que estos daños, por su morfología y tipología, se deben a un deslizamiento de ladera y no a una subsidencia por labores mineras».

Hunosa manifestó que «siempre ha sido una empresa ejemplar en materia de responsabilidad social y compromiso con el territorio siendo, con mucha diferencia, la empresa asturiana que más fondos destina a este capítulo». Como ejemplo, la empresa aseguró que «basta citar las inversiones que se vienen realizando en la recuperación de espacios degradados, mejoras medioambientales, generación de suelo industrial, rehabilitación de patrimonio cultural, mantenimiento de infraestructuras para uso vecinal (en algunos casos, incluso pese a que ya no son útiles para la empresa)». Por este motivo y «este compromiso más que palpable», la sociedad estatal rechazó tajantemente que mantenga una actitud «prepotente o displicente en este asunto».

Pero no lo ven así los propios vecinos. El presidente de la asociación en Boo, Gaspar Vázquez, anunció el martes que el pueblo va a «seguir luchando porque creemos que estamos en nuestro derecho; los informes que tenemos hasta ahora nos dan la razón para seguir hasta las últimas consecuencias». El colectivo relaciona los daños con la actividad minera que albergó el subsuelo de la localidad y ya anunciaron que van a llevar a la hullera pública a los tribunales «porque no nos han dejado otro remedio». El Ayuntamiento va a sufragar la contratación de nuevos estudios geológicos con 60.000 euros para apoyarles en esta lucha legal.

Estas declaraciones de Vázquez se produjeron tras un encuentro con representantes de Podemos en la Junta General. La formación les hizo entrega de mil euros para, así, colaborar en la interposición de la demanda. La diputada regional Lorena Gil destacó la labor de la asociación vecinal «que mantiene una lucha desde hace años contra la subsidencia minera». Por su parte, el diputado de la formación morada, Héctor Piernavieja, calificó de «llamativo» este caso y comentó que «los piratas de la minería» no solo estaban en el sector privado, y que «en el caso de esta subsidencia minera se ven cosas extrañas».

Fotos

Vídeos