Implantar Educación Física en Mieres supone invertir un millón de euros

Cristina Valdés, Santiago García, Aquilina Fueyo y Aníbal Vázquez en el campus de Barredo. /  J. C. ROMÁN
Cristina Valdés, Santiago García, Aquilina Fueyo y Aníbal Vázquez en el campus de Barredo. / J. C. ROMÁN

El rector de la Universidad resalta que llevar el mismo grado a Oviedo conllevaría aumentar el gasto hasta ocho millones de euros

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

¿Dónde se va a implantar el grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte? El debate está abierto desde que el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, indicase, a través de EL COMERCIO, que se estaba barajando implantar esta titulación en el campus de Mieres. Eso fue en julio y, desde entonces, al concejo del Caudal le han salido competidores, como son los municipios de Gijón u Oviedo. Ante esa pregunta, el máximo responsable de la institución académica respondió ayer, en Barredo, que se «trata de un asunto complejo». Sobre la mesa hay dos proyectos con una diferencia sustancial en una de las partes fundamentales para su desarrollo. «En Mieres, donde ya tenemos las instalaciones, desarrollar estos estudios supondría una inversión de un millón de euros y en Oviedo, entre siete y ocho».

Se trata de uno de los argumentos fundamentales para apostar por el campus mierense. El rector, de hecho, nunca ha ocultado su predilección por esta opción, pero insiste en que «estamos estudiando todas las opciones. Creemos que lo debemos hacer así. Una vez que tengamos todos los proyectos, tenemos que hablar con el Principado sobre qué es lo que más conviene». García Granda señaló que «todavía no podemos decir dónde lo vamos a implantar ni siquiera cuándo lo vamos a hacer». Pero adelantó que tendría que materializarse en el plazo de un año. También indicó el coste anual de su mantenimiento, serán unos 200.000 euros al año.

Oficialmente, señaló que hay dos proyectos y una intención. «Tenemos uno para Mieres que es una iniciativa privada, contamos con otro de la Facultad de Profesorado que sería para Oviedo y tenemos mucho interés por parte de Gijón, pero no tiene propuesta en firme», recordó el rector. El proyecto de Oviedo está en fase de desarrollo y se encuentra en su última etapa. La primera propuesta la presentó a principios de verano la Facultad Padre Ossó, centro adscrito a la institución académica asturiana, que ya en su día fue pionero en implantar la especialidad de Educación Física en los estudios de Magisterio. La segunda, la planteó la Facultad de Formación del Profesorado y Educación.

Diferente capacidad

Para el rector, la primera de Padre Ossó es «la más sólida y armada», fija 80 plazas como máximo por curso y propone utilizar las instalaciones del campus de Mieres, infrautilizadas desde su apertura en 2002. Allí prevén usar entre cuatro y seis aulas para las clases teóricas, laboratorios, biblioteca, sala de informática y algunos despachos, pero también buena parte de las instalaciones deportivas que se requerirían para las prácticas: polideportivo, gimnasio, piscina climatizada (es municipal), pista de atletismo, canchas de tenis y campo de fútbol. La Facultad de Formación del Profesorado y Educación, por su parte, fija un máximo de 40 plazas por curso. Los alumnos recibirían docencia en las aulas de la facultad, ubicada en el campus de Llamaquique, y la formación práctica en el CAU.

García Granda hizo estas declaraciones en la apertura de la décima edición de las Jornadas de Innovación Docente en Barredo, titulada 'Redes para la Innovación de la docencia: la participación del alumnado'. Hay 105 proyectos de innovación docente que es un récord una vez más, una buena labor del centro de innovación docente junto con el Instituto de Educación e Innovación Educativa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos