El Imserso prevé abrir el centro Stephen Hawking antes de fin de año

El Imserso prevé abrir el centro Stephen Hawking antes de fin de año
Jesús Sánchez. / J. C. ROMÁN

La directora del instituto llama al alcalde de Langreo tras su encierro. Achaca el retraso a «problemas de gestión» y el regidor teme que sean presupuestarios

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

Llegó la llamada. Después de tres meses de espera y al término de la jornada laboral del pasado miércoles, la directora del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), Carmen Balfagón, telefoneó al alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, para hablar del centro de lesionados medulares de Barros, el Stephen Hawking. El regidor reconocía ayer que la conversación fue «tensa». «Yo estaba mosqueado», reconoció, porque «entiendo que despreció mi cargo como alcalde y representante de todos los langreanos al no contestar a mis llamadas durante tres meses», añadió.

Durante la conversación, Balfagón -que reconoció problemas de gestión para poner el centro en marcha- puso sobre la mesa la posibilidad de que el equipamiento sanitario pueda estar abierto en el segundo semestre de este año. Será, por tanto, antes de que concluya el presente ejercicio, pero sin haber dado una fecha concreta ni asegurar su funcionamiento, pues aún no hay día marcado en el calendario para aprobar la orden ministerial y abrir el centro. Estos compromisos «vagos», en palabras del regidor, hizo que tildara la llamada de «decepcionante», pues tanto los representantes políticos como los vecinos del valle del Nalón esperaban mayor concreción.

El Imserso no ha vinculado la apertura a la incorporación de la plantilla, un mínimo de 89 profesionales, ni a la llegada de los primeros pacientes. En este sentido, el primer edil apostillaba que ya no es posible jugar con el lenguaje. «No admitiré que digan que el centro está abierto hasta que entre el primer usuario», advirtió. Balfagón, como se decía, tampoco dio fechas para la aprobación de la orden ministerial, a pesar de las promesas realizadas durante su visita al centro el pasado mes de diciembre de que estaría aprobada en dos semanas. Ahora, dijo, espera superar algunos problemas, no especificados, pero achacados a la gestión, antes de llevar la ley de formación del centro al Consejo de Ministros para su aprobación.

Jesús Sánchez: «No admitiré que digan que está abierto hasta que entre el primer usuario»

El equipo de gobierno langreano teme que esos «problemas de gestión» aludidos para justificar el retraso en la apertura del Stephen Hawking «sean presupuestarios». Y es que, analizadas las cuentas de este departamento, la partida para el equipamiento langreano aparece dentro de un montante global destinado a tres centros estatales (el Stephen Hawking y dos más), sin que se especifique qué cuantía es para cada uno de ellos.

La falta de noticias sobre el centro ha sido una queja constante del gobierno langreano, pero también del regional. No parece que vaya a ocurrir lo mismo cuando se apruebe el equipamiento interior. Y es que la responsable del Imserso se comprometió con el alcalde a que, una vez termine el plazo de alegaciones para licitar el mobiliario, le informará de cuando lleguen los camiones. Un detalle que se agradece desde Langreo, pero insisten en que «lo que queremos es que nos llame para poner el centro en funcionamiento».

La llamada se produjo tras las 48 horas de encierro que protagonizaron el propio alcalde y dos ediles del equipo de gobierno, apoyando así la iniciativa de Comisiones Obreras del Nalón para exigir la apertura del centro de lesionados medulares de Barros. Por ello, a pesar de la esperada llamada y al no haber logrado su objetivo, Langreo seguirá con las reivindicaciones para que el centro de lesionados de Barros comience a recibir usuarios y genere los 150 empleos previstos, 89 de atención directa a los pacientes.

El Stephen Hawking contaría, una vez abierto, con noventa plazas, sesenta de ellas para residentes de larga duración y el resto, para atención diurna. Entre sus prioridades, el impulso y la promoción de líneas de investigación y la atención directa y especializada a personas con discapacidad neurológica, familias y cuidadores.

La construcción del centro comenzó en 2009 con la intención de que concluyese dos años después. No se cumplió el plazo, que fue aumentando a la vez que el presupuesto, que ya supera los 16 millones, cuatro más de los iniciales aproximadamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos