La indignada carta de una madre asturiana a la Consejería de Educación

La indignada carta de una madre asturiana a la Consejería de Educación
J. M. PARDO

Saray González afirma estar «desesperada» por la supresión de la ESO en un centro de Sotrondio

A. FUENTE

«Soy una madre desesperada». Así encabeza una carta escrita por Saray González, una vecina de San Martín del Rey Aurelio. ¿Y cuál es el motivo de su preocupación? «Mi hija Andrea, de once años, está escolarizada en un centro privado concertado –el colegio San José–; está en sexto curso de Primaria y para el próximo debería de pasar a primero de ESO, junto a sus 16 compañeros. La mayoría están juntos desde los tres años», relataba. Este sábado se quejaba de que la Consejería de Educación ha decidido retirar el concierto educativo de este ciclo. «Nadie me ha dado respuesta, no sé dónde irá mi hija a quien le niegan el derecho a seguir en su centro de siempre».

«Si nos obligan a buscar otro centro para nuestros hijos, o ellos nos asignan un centro de oficio están vulnerando el artículo 27 de la Constitución que protege el derecho de los padres a elegir el colegio de sus hijos», afirma esta madre. Argumenta que el colegio se encuentra en una población de unos 3.000 habitantes –muy envejecida–, «en Sotrondio, en plena cuenca minera, donde la reconversión ha hecho mella». Asegura que Educación no puede exigir al centro una ratio igual al pueblo vecino de El Entrego, que tiene más de 7.000 vecinos. «Esta circunstancia hace que no haya un trato igualitario ni equitativo entre las escuelas, exigiendo en una localidad pequeña que se alcance la ratio de una población mayor».

Por todo ello, esta madre quiere denunciar y difundir esta noticia «que afecta a nuestros hijos ya que aún no tienen un centro asignad; ellos quieren seguir en su colegio, no se quieren separar y los padres queremos que finalicen la escolaridad obligatoria en el centro educativo que hemos elegido para ellos. Porque nuestro 'cole' es como un gran familia».

Hoy reunieron un grupo de padres para protestar por esta medida. Pero anuncian que habrá más manifestaciones para frenar los recortes que afectan a más centro educativos de las comarcas mineras. «Ya nos hemos puesto en contacto con la AMPA de La Salle de Ujo, en Mieres, ya que tienen el mismo problema que nosotros», decía Saray González.

Educación ha dado orden al centro concertado de Ujo de no tramitar, para el próximo curso, las matrículas de primero de Secundaria. «Es una supresión de unidades educativas encubierta por parte de Educación», se denuncia. Con esta medida, «nos obligan a marchar a otro centro, a Mieres, porque en esta localidad no hay continuidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos