El portavoz del PSOE en Lena recibe cartas anónimas con insultos por su labor política

Daniel Sánchez Bayón. / J. M. P.

«Los intereses de Lena están por encima de los insultos», explica

ALEJANDRO FUENTE POLA DE LENA.

«A mí, personalmente, no me afecta pero sí me preocupa mi familia. Es lo único que me puede desestabilizar, pero que sepan que voy a seguir defendiendo los intereses de los lenenses por encima de todo». El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Lena, Daniel Sánchez Bayón, hacía ayer estas declaraciones tras denunciar a la Guardia Civil que está recibiendo notas anónimas con insultos contra su familia y contra él.

En el trasfondo del asunto se encuentra la postura política del PSOE contra el posible incumplimiento de las normas urbanísticas para la ampliación de una factoría de laminados de zinc en el polígono de Villallana. El edil defiende que hay que respetar la legalidad en este caso, pero en juego está la creación de 80 nuevos empleos. «Yo los insultos me los echo encima y ya está, pero la situación se está crispando y todos somos vecinos, por eso temo que alguien, algún día, pueda sobrepasarse con mi familia por la calle con la tensión que se está generando».

Sánchez Bayón afirma, sobre los anónimos recibidos, que «no van a conseguir nada y mucho menos que yo vaya a dejar de defender con firmeza los ideales por los que creo que merece la pena luchar». El socialista recuerda que ya sufrió insultos «desde una legión de perfiles falsos (en las redes sociales) que hace tiempo circulaban para verter con impunidad todo tipo de infamias; de repente, desaparecieron todos ellos de golpe al darse cuenta de que con aquella actitud burda y ofensiva, y a la vista de todos, no estaban consiguiendo obtener el resultado desestabilizador que pretendían».

«Nunca imaginé que, en pleno siglo XXI, alguien pudiera actuar con esta falta de escrúpulos, por mucha rivalidad local con que algunos se lo tomen», dijo el edil.

Sánchez Bayón indicaba que ha recibido muestras de apoyo de sus compañeros socialistas a lo largo de la mañana de ayer; también de la alcaldesa del concejo. Gema Álvarez, expresaba que ha mostrado al edil «mi total apoyo y preocupación por el anónimo recibido; no se puede permitir que por ser un cargo público cualquiera lo pueda calumniar. Llevo diez años en política y, por desgracia, sé lo que es sufrir en propias carnes la falta de decencia por parte de unos indeseables. Lo he sufrido yo, y lo que es peor, mi familia y mi entorno». La regidora señalaba que espera que «la denuncia arroje sus frutos y, en breve, podamos poner cara al artífice de estas acusaciones».

Fotos

Vídeos